•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Para empezar, ¿qué es el calentamiento global? El calentamiento global es el aumento gradual de temperatura en la atmósfera y océanos terrestres. Pero ¿cómo nos afecta a los seres humanos dicho calentamiento? O, mejor dicho, ¿qué repercusiones habrá para las futuras generaciones si la temperatura de la atmósfera y de los océanos sigue la misma tendencia de aumentar en vez de disminuir?

El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático augura, en el mejor de los casos, un aumento de temperatura de 1.1 y 2.9 ºC, y, en el peor, 2.4 y 6.4 ºC.

Nicaragua, como país agrícola, no está exento de las repercusiones del cambio climático a nivel mundial. Cultivos como el café, principal producto de exportación del país, requieren ahora de mayores alturas. Señal de que pasa algo en el campo.

Actualmente, el mundo emite alrededor de 24 mil millones de toneladas de CO2 cada año. Hablemos de tres números, el primero es 3.3 mil millones de personas: la cantidad que se unirán a la clase media mundial en 2030. El segundo número es 6. Son 6 grados que aumentaría la temperatura. En el peor de los escenarios, nos obliga a actuar a la brevedad. El tercer número es 12. Ese es el número de ciudades en el mundo con más de un millón de habitantes en el siglo pasado, ahora hay cerca de 500 ciudades que superan el millón de personas.

A medida que aumenta la población mundial se requerirá de mayores plantaciones de tierra para alimentarlas, lo que conllevará el uso masivo de fertilizantes, agua y fumigación de grandes hectáreas de tierras. También se requerirá de mayor cantidad de electricidad para suministrárselos a los nuevos hogares.

En el siglo pasado, debatir el tema del calentamiento global y sus consecuencias era opcional. Quienes lo sugerían decían “sería bueno”. Hoy hemos pasado de eso a “hay que hacerlo”. Pero el asunto urge, “hay que hacerlo aquí y ahora”.

¿Qué se puede hacer para reducir el calentamiento de la tierra? Comencemos por algo. Reduzcamos la huella de carbono. Tratemos de reducir el uso de la energía que ocupamos diariamente, comprando electrodomésticos ahorrativos; se debe reciclar o reutilizar, utilizar el transporte público o la bicicleta siempre que sea posible y evitar el desplazamiento en autos. La siguiente acción es reforestar nuestros bosques.

 

*El autor es ingeniero industrial.

Ernesto.cruz1986@gmail.com