Jorge Eduardo Arellano
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Revisando los referentes de las recomendaciones al Gobierno de la República, de parte del consorcio privado Preal - Eduquemos, presentado en su Informe de Progreso Educativo 2014, nos encontramos con una insuficiencia metodológica y ética que nos daña y perjudica. En la página 27 del Informe, se encuentra la sección No. VIII, titulada “Indefinición de una Estrategia de Descentralización, mientras disminuyen espacios de decisiones en los Centros Educativos”, en la que se manipula información e inventan falsos modelos y falsos propósitos, camino a asegurar como verdaderos hechos que nunca existieron.

En el Informe del Preal - Eduquemos, falsamente se afirma: “al inicio del año escolar 2007, la administración del Mined mandó a suspender el régimen de autonomía escolar, argumentando la restitución del derecho a la gratuidad de la educación. En su lugar, se planteó la Nuclearización Educativa, como “Modelo de Organización Escolar para la elevación de la Calidad de la Educación”. Adelante se dice: “El diseño de la nuclearización educativa desde 2007 se concibió como la plataforma de a) la organización escolar en los territorios; b) la gestión y contextualización del currículo, y para descentralizar la Educación Básica y Media; y c) para el ejercicio de la participación educativa, como expresión de la democracia directa”.

Todo, absolutamente todo es falso. Se menciona un documento que supuestamente es de mi autoría, titulado “Modelo de Organización Escolar para la Elevación de la Calidad de la Educación” que no existe, que nunca he escrito, ni he publicado. Igual se inventa un gráfico, sobre la Nuclearización Educativa, elaborado con componentes tomados con pinzas de documentos verdaderos pero manipulados. En el número 13 del pie de página, se anuncia el documento en que aparecen estos conceptos, pero al buscar el documento en el pie de página, este no aparece por ningún lado. Una verdadera manipulación de principio a fin, que expone al consorcio Preal - Eduquemos a una demanda por daños y perjuicios y transgresiones a la Ley de Derechos de Autor.

¿Cuál es la verdad acerca de este penoso embrollo? Que sin pedirlo, ni quererlo, me enfrenta a estimados colegas, y que somete a juicio los valores éticos que sirven de basamento a los órganos patrocinadores del Informe mencionado y debilita su posición frente al Gobierno de la República, a quien pretenden aconsejar en las cuestiones referidas a la Política Educativa del país.

La verdad es que, entre el año 2007 y el 2009, con la participación del magisterio nicaragüense en diferentes momentos y lugares, el Ministerio de Educación construyó un modelo curricular original, surgido de las mismas entrañas de la historia de la educación nicaragüense y de la experiencia y prácticas de sus maestros.

Así, en el año 2007 se realizó la Gran Consulta Nacional del Currículo con la participación de 17,500 docentes y padres y madres de familia de todo el país y se inició la elaboración del actual Currículo Nacional de la Educación Básica y Media. A inicios del 2008, se decidió recuperar de la experiencia educativa de la Revolución Sandinista a los Talleres de Evaluación, Programación y Capacitación Educativa (TEPCEs), a fin de que sirvieran de procedimiento para la gestión del nuevo currículum en proceso de elaboración en esos días.

Teniendo en los TEPCEs a los tiempos mensuales (los últimos viernes de cada mes) para la evaluación y programación del nuevo currículum, faltaba definir la dimensión territorial del mismo, y esta se construyó, entre mayo y agosto del 2008, con base en la experiencia de los Núcleos Educativos creados en el entorno de la Escuela Normal Rural de Estelí a inicios de los años sesenta, del pasado siglo.

De esta manera, a fines del año 2008, el nuevo currículo recién elaborado, los TEPCEs y los Núcleos Educativos, conformaron el núcleo duro de lo que, junto al Sistema Nacional de Formación y Capacitación del Magisterio y la Red de Capacitación y Acompañamiento Pedagógico (RED-CAP), desde entonces se comenzó a llamar Modelo Global e Integral de Organización Escolar y Gestión del Currículo, para la elevación de la Calidad de la Educación Básica y Media en Nicaragua. Un nombre, una estructura, unos propósitos y una apuesta absolutamente diferentes a ese invento llamado por el Preal – Eduquemos, Modelo de Nuclearización Educativa. Los Núcleos Educativos son partes fundacionales y fundamentales de esa unidad sistémica sin fisuras, cualquier segregación de estos de su contexto original no es más que una grosera manipulación.

 

Sociólogo. Ex ministro de Educación, profesor UNAN-Managua

migueldecastilla68@hotmaiil.com