Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

Sin duda alguna cada día que pasa el FSLN se consolida más y más, y la supuesta oposición se pierde en la inmensidad de su incompetencia, la cual es acelerada por el ácido de sus propias entrañas depositadas por la inmadurez política, lo cual es incomprensible dada los años de experiencia acumulados.

En este mismo espacio de opinión el aprendiz de Hitler, el Sr. Edmundo Jarquín, comenta algunas de las razones del por qué arrastra al MRS y a sus pusilánimes dirigentes a una segura muerte política.

Él le llama “MITOS”, y en primer lugar habla de la inexistente revolución, la cual es la primera verdad, ya que no existe Revolución (Popular Sandinista Etapa II), pero tampoco existe ni existirá democracia si no hay revolución, y él, no representa ninguna de las dos.

Verdad es que el asunto no es entre ricos y pobres, trabajadores contra empresarios, izquierda contra derecha, ni mucho menos entre Sandinistas buenos y Sandinistas malos; simplemente es como lo reconoció Herty Lewites entre: “Zorros del mismo piñal”. Verdad es que las razones de la dirigencia del MRS para caer en semejante daltonismo político, son la de asegurarse un futuro por la vía fácil, ya que no tuvieron el valor para aceptar su derrota en las oficinas del CSE, ni la paciencia para reorganizarse por la falta de liderazgo y de un verdadero planteamiento político de mediano y largo plazo, de tal forma que descaradamente apoyan a Montealegre, pues creen que ganará las elecciones municipales de noviembre, abordando un futuro político al cual ellos están apostando “colarse”.

Verdad es que Montealegre está más capacitado que Alexis para la administración pública, sin embargo, Montealegre en un acto de soberbia y vanidad lo que busca es mantenerse en la palestra política, para conservar vivas sus esperanzas de ser presidente, pues si efectivamente quisiera servirle al pueblo, los cargos de Secretario de la Presidencia, Ministro de Hacienda, del Banco Central y de Relaciones Exteriores, son de mucha mayor influencia para que él lo hiciese; por el contrario entupidamente ha manifestado que lo suyo es contra DOS: quien es el presidente de la República y con quien implícitamente ha manifestado tendrá una vida de perros y gatos, donde al menos los managuas seremos arañados.

Verdad es que quien gobierna este país es el libertinaje comercial, el abuso de las empresas y la injusticia; que las instituciones y funcionarios públicos son una parvada de inútiles intermediarios, que sólo buscan sacar provecho y congraciarse con el tenga los billetes; que a la hora del reparto se funden entre besos, abrazos y dólares sin importar qué tan “feos” sean, pues ahí la única diferencia es la cantidad que agarran o quieren agarrar.

Verdad es que de la Revolución Popular Sandinistas sólo han quedado el nombre, los nostálgicos recuerdos, los deudores y los acreedores, y que estos últimos siguen siendo los mismos y cada vez más pobres, y que los deudores siguen siendo los mismos y cada vez más sinvergüenzas.

Sin embargo, la mayor de las verdades es que la población nicaragüense este nueve de noviembre elegirá a sus alcaldes; que las alianzas y llamados viscerales no ayudaron a razonar el voto, más bien provocarán la consolidación del FSLN en el poder, porque mientras la oposición se desgasta entre llantos y lamentos, el FSLN tiene todo “fríamente calculado” y tiene, queramos o no, el apoyo de los que deciden aunque no manden.

*Coordinador RNDC.

gsalso@rndc.org.ni