•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Nuevo Diario entra hoy en una nueva etapa, en la que se convierte en un periódico más moderno en su diseño y más profundo en su contenido informativo. Pero, sobre todo, en un periódico que contribuye al progreso de la sociedad nicaragüense.

Creemos que el desarrollo social, económico, cultural y político del país depende de la unión de ideas, actitudes y esfuerzos de todos los nicaragüenses, al margen de las creencias y preferencias individuales. En este contexto, nuestra responsabilidad es proveer información de calidad, que ayude a las personas a interpretar los hechos y a comprender las consecuencias que cada acontecimiento tiene en sus vidas, contribuyendo así al progreso de la nación.

La prosperidad de una nación es, en gran medida, la suma de los éxitos de sus habitantes y de la gestión de las instituciones privadas y públicas para impulsar y facilitar cambios sociales, económicos y políticos para el bien de todos. El Nuevo Diario ofrece a los nicaragüenses información amplia sobre los eventos cotidianos y temas relevantes para la población, con enfoques propios, para que le sirvan a la comunidad en la obtención de sus logros y aspiraciones.

Creemos en la juventud de Nicaragua, como el principal motor para el crecimiento económico y social del país. Consideramos clave el aporte profesional y productivo de las mujeres, que cada vez lideran más empresas y toman iniciativas que inciden en la mejoría de indicadores claves en salud y educación. El Nuevo Diario, por tanto, aspira a ser reflejo de esas voces y esos esfuerzos de la ciudadanía, que alientan a continuar construyendo una mejor Nicaragua, con la certeza de que el progreso nacional sostenido y equitativo permeará a cada familia nicaragüense.

Es por ese compromiso que a partir de hoy El Nuevo Diario fortalece su relación con los lectores, ofreciéndoles más y mejor información, conjugando lo importante con lo interesante, relatando acontecimientos e historias con balance y apego a los hechos, con voz propia y profesionalismo, comprometidos con las comunidades y con la gente.