Augusto Zamora R.*
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Chile encontró, a finales del siglo XIX, el mayor yacimiento de cobre del mundo, uno de los minerales de mayor demanda industrial. Pudo aquel regalo de la naturaleza servir de motor de desarrollo, pero no. Chile hoy sigue vendiendo cobre.

En la década de los 20 del siglo XX, Venezuela descubrió los mayores yacimientos de petróleo del continente. Al igual que Chile, un siglo después sigue vendiendo.

Noruega encontró en aguas jurisdiccionales, en los años 70, grandes depósitos de petróleo y gas. Los nacionalizó, creó una empresa nacional, fundó centros especializados, entrenó gente... Décadas después poseía un poderoso desarrollo científico-técnico energético. Pasó de la nada a país vanguardia.

Característica fundamental del subdesarrollo es la incapacidad de las élites gobernantes de administrar correctamente sus recursos naturales y humanos. Expresión, a su vez, del desapego que sienten hacia sus países natales.

Para entender por qué las cosas funcionan de cierta manera en unos países y de otra en otros, es necesario conocer la diferencia entre ‘stablishment’ y oligarquía.

Las definiciones son del profesor Lester Thurow, de Harvard: La meta de un ‘stablishment’ es que el sistema funcione de modo que el país tenga éxito, porque si al país le va bien, a ellos les irá bien.

Las oligarquías acumulan fondos en cuentas extranjeras secretas, porque siempre buscan su interés personal. No creen en sus países, ni invierten a largo plazo en ellos.

Latinoamérica, desde su independencia, la han gobernado oligarquías.

az.sinveniracuento@gmail.com