Róger Matus Lazo
  •  |
  •  |

Como se sabe, el domingo 2 de diciembre el pueblo venezolano acudió a las urnas para decidir con su voto la propuesta de reforma a la Constitución de 1999, de 69 artículos de un total de 350. Este “procedimiento jurídico por el que se someten al voto popular leyes o actos administrativos” se denomina referéndum.
En más de una ocasión se ha planteado la vacilación en el uso del plural de algunas voces comunes en nuestro idioma, que tienen su raíz en el latín. ¿Cómo escribir, por ejemplo, el plural de currículum o el de quórum? El plural de álbum es álbumes. ¿Puede aplicarse este criterio a otros vocablos de origen latino? La regla general del plural de las voces latinas indica agregar –s o –es, dependiendo de sus características formales. ¿Podría aplicarse esta norma al vocablo memorándum? Veamos, con la brevedad del espacio, estos aspectos interesantes.
 
Sustantivos que pierden su forma original

Los sustantivos latinos recogidos por el Diccionario panhispánico de dudas que no hayan adoptado forma castellana (excepto la tilde), a diferencia de los años anteriores (Diccionario de la lengua española, 2001, que los registraba como invariables en plural) pierden su forma original y pluralizan agregándole una -s, como déficit (lat. deficere, faltar), que en sentido general significa “insuficiencia o escasez”; superávit (lat. superaravit, excedió, sobró), “exceso o abundancia”; hábitat (lat. habitat, “ habita o vive”; quórum “número necesario para que un cuerpo deliberante tome ciertos acuerdos”. Hoy se aconseja: el déficit y los déficits, el superávit y los superávits, el quórum y los quórums, y otros como el vademécum y los vademécum, el accésit y los accésits, el ultimátum y los ultimátums.

¿Tedeum o Te Deum?

El canto religioso de alabanza y de acción de gracias se denomina tedeum. También se escribe Te Deum, precisamente porque el canto empieza así: Te Deum laudamus (“A yi, Dios, alabamos”). El Diccionario académico (2001) y el Diccionario panhispánico de dudas registran este término como palabra aguda: tedeum. Por esa razón va sin tilde. Pero en Hispanoamérica se pronuncia como palabra grave. Consecuentes con esta pronunciación, el Larousse, el Diccionario del español de uso, de María Moliner, incluso el Diccionario de dudas, de Manuel Seco, la incluyen con esta grafía: tedéum. Nos parece que esta escritura es concordante también con la pronunciación en Nicaragua. Pluraliza agregándole -s: un tedeum/los tedeums.

Hispanización progresiva

Cuando el sustantivo latino ha adoptado forma castellana, sigue las reglas generales. Ejemplos: currículo > currículos,   memorando > memorandos. Y muchas terminaciones latinas como -us y -um se han sustituido por la española a través de un proceso de hispanización progresiva: estadium> estadio, auditorium> auditorio, cactus> cacto, eucaliptus> eucalipto, symposium> simposio, máximum> máximo, mínimum> mínimo. Todos ellos pluralizan igualmente con la terminación -s: estadios, auditorios, cactos, eucaliptos, simposios, máximos, mínimos.

Currículum y memorándum

Existen algunos términos de origen latino que, aunque están hispanizados, se emplean de las dos formas, como currículum y currículo, memorándum y memorando. En estos casos, el plural se atiene a dos criterios: si se utiliza la forma hispanizada, se le agrega –s: los currículos, los memorandos; pero si se emplea la forma latina, permanece invariable: los currículum, los memorándum.
La pronunciación del segundo elemento de la locución latina currículum vítae es –como aconseja el DPD- es “bíte” y no “bitae”.  Con el sentido de ‘plan de estudios’ no debe emplearse “currícula” ni como plural ni como femenino.

El plural de álbum e hipérbaton

Como norma general, los latinismos pluralizan en –s o –es, o quedan invariables. Álbum (como quórum y ultimátum, por ejemplo) debería hacer su plural en –s, pero es una excepción: álbumes. Hipérbaton ha presentado algunas dificultades y vacilaciones en su plural. Algunos gramáticos lo pluralizan hiperbatones, una estructura --como dice la Academia en su Esbozo-- "insólita y desapacible para el oído español", y otros han recurrido al barbarismo hipérbatons. El sabio Emilio Alarcos Llorach, en su nueva Gramática de la lengua española, se pronuncia por el plural hipérbatos. Esto es lo conveniente, pues la misma Academia ha incluido el término en el Diccionario de 2001 y en el Diccionario panhispánico de dudas también en su forma hispanizada, hipérbato, lo que facilita su pluralización.
 
Referéndum o referendo y sus plurales

Referéndum es una voz de origen latino que se ha hispanizado, siguiendo la tendencia moderna de nuestro idioma: referendo. En los diarios podemos advertir ambos usos:
El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, felicitó “al gobierno y al pueblo venezolanos” por el “ejemplar desarrollo” del referéndum sobre la reforma constitucional impulsada por Chávez, en la que ganó el ‘No’ por poco más del 50% de los votos. (END/ 04/12/07)

El vicepresidente de la República, Jaime Morales Carazo, calificó como un triunfo de la democracia los resultados del referendo del domingo en Venezuela, en el cual la población rechazó un conjunto de reformas que aumentaría el poder del Presidente de ese país, Hugo Chávez. (LP/04/12/07)

¿Cómo pluralizan la forma latina y la forma hispanizada? El plural más frecuente de referéndum –nos dice Manuel Seco en su Diccionario de dudas- es referéndums. Pero el Diccionario panhispánico de dudas y el mismo Seco recomiendan emplear la forma hispanizada: referendos.

rmatuslazo@cablenet.com.ni