•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Cruzada Nacional de Reforestación, en el 2014 se impulsa, de junio a diciembre y se plantea reforestar 23 mil 115 hectáreas, divididas en 13 mil 800 hectáreas para plantaciones compactas y 9 mil hectáreas en la modalidad de sistemas agroforestales.

Es un esfuerzo interinstitucional, desde el gobierno, en alianza con movimientos sociales, en especial con la Federación de Estudiantes de Secundaria, productores y el movimiento ambientalista Guardabarranco. Lo que se aplaude aún más, porque se impulsa desde y para la juventud.

La Cruzada llegó al departamento de Jinotega, la parte alta de la cuenca 69 o Río San Juan, la más grande de Centroamérica, su lanzamiento departamental se hizo con autoridades nacionales y locales el pasado 16 de julio. El sitio escogido fue la comunidad de Asturias en la subcuenca de los lagos de Apanás y Asturias.

Qué acertado y estratégico escoger este lugar para hacerlo, ya que desde aquí inicia parte del recorrido de las aguas que abastecen las plantas hidroeléctricas Centroamérica y Carlos Fonseca y de otras tres (Larreynaga, La Sirena y el Barro), que están siendo construidas o proyectadas en la Cuenca del Río Viejo (aprox. 68 MW en total), lo que aportará el incremento de la capacidad de generación hidroeléctrica del país, y va a disminuir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), gracias a la sustitución de fuentes de energía fósiles por el uso de fuentes renovables.

Apanás es un humedal de importancia internacional “Sitio RAMSAR” con el N°1137, pero debido al cambio del uso de la tierra de área boscosa a ganadería y agricultura, aumento del arrastre de sedimentos hacia los flujos de agua, ha provocado un alto deterioro ambiental.

En el año 2007 ENEL, decidió intervenir e implementar de manera inmediata acciones en la subcuenca Hídrica Apanás-Asturias, con programas dirigidos a la protección y manejo de los recursos hídricos, suelo y forestal de la misma, aprobándose el proyecto “Gestión Integrada de la Cuenca Hidrográfica de los lagos Apanás y Asturias”, ejecutado por ENEL en coordinación con las instituciones ANA, Marena e Inafor, con lo que se pretende fomentar la conservación de la biodiversidad y la mitigación del cambio climático en las Microcuencas de los ríos San Gabriel-Sisle, Cuyalí (Corinto-Finca), y Apanás-Asturias, destacándose por primera vez en Nicaragua la posibilidad de establecer un mecanismo de compensación económica por servicios ambientales hídricos, el que se establecería en la Subcuenca del lago Apanás.

Las aguas del lago de Apanás a través del cauce del Río Viejo riegan las plantaciones de Tabaco y Arroz en Estelí-Sébaco y luego pasan al Xolotlán y Cocibolca, nervios medulares del proyectado Gran Canal Interoceánico. Por ello, es digno recordar, que tanto la Cruzada Nacional de Reforestación, como el proyecto “Gestión Integrada de la Cuenca Hidrográfica de los lagos Apanás y Asturias” y la obra del Gran Canal de Nicaragua, son parte de un todo, lucha contra la pobreza. Esta lucha, siempre estará ligada al uso sostenible y sustentable de los recursos ambientales, el que debemos hacer bajo el enfoque de gestión integrada de cuenca hidrográfica.