•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Proyecto del Canal Interoceánico por Nicaragua cuenta con la aceptación del 66% de los ciudadanos, pero su realización dependerá de los estudios de factibilidad que aún realiza la compañía HKND, indica la encuesta de M&R Consultores divulgada esta semana.

Las expectativas que ha provocado este proyecto en un amplio sector de la sociedad nicaragüense, tienen como razón principal la generación de empleos y por ende la mejoría de las condiciones económicas de familias nicaragüenses que hoy están en condiciones de pobreza o desean avanzar en el campo de los negocios.

El mismo estudio de opinión de M&R muestra que los problemas más preocupantes para los nicaragüenses son el desempleo (31.4%) y la pobreza (23.2%), y ante esas circunstancias el Canal podría ser un buen transformador, por su alta inversión (US$50 mil millones) y las obras conexas y los nuevos negocios que irían surgiendo en tanto avance la megaobra.

Precisamente, el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) insistió esta semana en la importancia de que este año el Poder Legislativo apruebe la Ley de Asocio Público-Privado, para “impulsar los consorcios con las empresas internacionales” ante las limitantes de recursos, maquinaria y tecnología de las empresas de Nicaragua para emprender este tipo de proyectos.

El Cosep también espera conocer este año los estudios de factibilidad económicos del Proyecto del Canal, además de los estudios técnicos, ambientales y sociales.

Entre los nicaragüenses encuestados que consideran el Gran Canal como un proyecto serio, que podría realizarse si los estudios lo determinan, el 20.5% cree que le traería mucho beneficio en lo personal, y el 31.3% piensa que el beneficio oscilaría entre algo y mucho.

La encuesta de M&R, que se realiza cada tres meses, muestra que entre diciembre de 2013 y junio de 2014, la aprobación total al Canal, entre la población nicaragüense, bajó de 67% a 54%; y en el mismo período subió la aprobación parcial de 19.4% a 33.3%.

En general, existe la percepción de que el Canal daría un impulso grande a la economía de Nicaragua, pero la aceptación y el respaldo de la población y el sector empresarial crecerían y serían más precisos conforme se conozcan bien los elementos claves del proyecto, sus impactos y sus beneficios. Por lo pronto, antes de descartar su posibilidad, es mejor analizar y entender su dimensión económica y social.