•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Sabido es que San Rafael del Norte, es conocido como “El Cuartel General” de la lucha antiintervencionista que llevó a cabo el General Augusto C. Sandino, C, de Calderón, no de “César”. Escogió a este pueblo por enclavado entre montañas, escenario propio para su táctica guerrillera, pero lo hizo propio por la mujer de sus sueños y de sus realidades, por Blanca Aráuz, quien además de su amor, le brindó comunicación, elemento indispensable en aquellas circunstancias.
El General hizo suyo a este pueblo y quiso vivir la paz en él. Luego del desarme de sus tropas en la plaza de este pueblo, en 1933, fue hombre de hogar; casado civil y eclesiástico, a la usanza de las familias ejemplares por educación, cultura y tradiciones ancestrales. En ese calor familiar nació su hijita, Blanca Segovia. El General Sandino en Niquinohomo dejó el ombligo, en San Rafael del Norte, dejó el corazón.
En estas montañas usó sus armas en defensa de la soberanía y aquí, en San Rafael, las entregó en aras de la paz.
Hoy, la casa histórica del General y de la familia Aráuz, ubicada a media cuadra de la esquina noroccidental del parque, y que fungió por décadas como local del telégrafo, es una ruina, un inmueble cercado con pliegos de zinc para evitar daños a los transeúntes. Años atrás, en otras administraciones,  remosado, funcionó como Museo del General Sandino.
Era muy visitado y los turistas encontraban información, fotografías, fusiles de la época, bienes personales del General y objetos propios de la Gesta heroica.
Hoy, la Hija del General Sandino y de Doña Blanca Aráuz, doña Blanca Segovia Sandino Aráuz, también descendiente dilecta de este pueblo, sus hijos, Wálter y Augusto Castillo Sandino, nietos del General, quienes ahora viven en Managua, son los propietarios de ese bien, que debe ser compartido con nosotros, es decir, con la ciudadanía sanrafaelina para darle la vida histórica y convertirlo en respuesta cultural.
El General se merece su museo y San Rafael, Cuartel General, igualmente fue escogido y favorecido por la historia. La actual administración edilicia, presidida por doña Norma Herrera Zeledón, ha manifestado su plena voluntad para la realización del proyecto, respuesta esperada como fruto de la coordinación.
Doña Blanca y sus hijos deben venir a su pueblo, San Rafael. Aquí están sus familiares. Las autoridades y sus coterráneos demandamos su presencia y el debido acuerdo para restaurar el Museo del General.