• |
  • |
  • END

Esto no es una telenovela brasileña ni tiene que ver con la película Misión Imposible… Es sólo un intento de recuento de realidades recientes de un proceso electoral lleno de inconsistencias, vicios, errores y problemas que se pudieron haber evitado de no haber sido por la arrogancia y la falta de voluntad (política) de los flamantes miembros del Consejo Supremo Electoral, hoy cuestionado hasta por la gente más humilde que se sigue preguntando: “¿dónde está mi voto..?”

Nadie está pidiendo que el magistrado presidente Roberto Rivas y el vicepresidente de ese Poder del Estado, Emmett Lang, se confiesen con monseñor Brenes. No sería ésa la forma más correcta de saber si hubo chanchullo en estas elecciones. Tampoco ganaríamos nada si el líder y presidente Ortega pidiera a Su Excelencia, el cardenal Miguel Obando y Bravo, que rociara de agua bendita el Sistema de Computadoras (casi como un acto de exorcismo) para que arroje o vomite los datos correctos y no sigan apareciendo las boletas en el basurero de León, ni aparezcan mañana en el basurero (en trash o en deleted) del Sistema Nacional de Cómputos con tecnología de punta…
Pecado, podría ser, si como dice el Comandante Cero, bastaría con que el líder serenísimo, Daniel, moviera el dedo meñique de su mano izquierda para que Managua se incendiara y fuera un caos…En la historia del mundo ya se han escrito con sangre páginas imborrables: Nerón, Hitler, Somoza, Pinochet…
Hablando de incendios, nuevamente se produjo otro siniestro en el Mercado Oriental... Esta vez sí funcionaron los hidrantes. Pero no había una brigada especializada en demoler o abrir, por la fuerza, los módulos enlatados… Hasta que apareció alguien con un mazo que me recordó a la “brigada de jóvenes sandinistas” que en asunto de minutos rompieron perlines y latones para acabar con los rótulos de Montealegre…
Dijo el licenciado Emmet Lang que los miembros de la Conferencia Episcopal han cometido un pecado mortal con su pronunciamiento… Habría que ver, realmente, de dónde están viniendo las señales de una Inquisición… Dato curioso: las Juntas faltantes suman 666. ¡Chibolas!

Mientras tanto, el doctor Danilo Lacayo, con muy buena voluntad, desde su programa de TV propone organizar una especie de Teletón para contar los votos delante de todo el mundo. ¿No sería mejor contratar al humorista e imitador Luis Enrique Calderón para recontar las actas…?. En serio, debería quedarnos claro que la responsabilidad absoluta de este rollo es del Consejo Supremo Electoral. Ellos son los empleados públicos o funcionarios a quienes hay que obligar y exigir hacer su trabajo, que por cierto es muy bien remunerado, para realizar un NUEVO CONTEO, acta por acta, voto por voto, con la presencia de los partidos políticos, los fiscales de todos los partidos participantes y con observadores nacionales e internacionales… ¡Sería un pecado mortal no hacerlo!

Si esto no se resuelve pronto, en los próximos días, además de correr el riesgo de que las “brigadas de limpieza” salgan a las calles. Corremos también el riesgo de que nos agarre a medio camino la celebración de La Gritería y se confunda el sonido de los triquitraques y los cohetes con el de balas y morteros…“Nos puede salir La Virgen…”

Leo La Prensa Literaria. La portada trae la Piedra de Andrés (Castro), Videoinstalación del joven arquitecto Marcos Agudelo, Primer premio de la Bienal de Artes Visuales del Istmo Centroamericano. Muy a propósito para recordar a los héroes sin tumba de este país, y en este momento en que nos sentimos amenazados por los súbditos del Hombre, el Líder absoluto, el Ungido de Dios, que podría no dejar “piedra sobre piedra”…

Esto coincide también con una canción que escribió, hace poco, mi hermano Carlos para los Héroes de Septiembre y que se titula. “Todos contra Walker”… ¿les suena..?
Recomendación: Para digerir sin problemas todo lo anterior, cantar, antes de la lectura, el Himno Nacional.