elnuevodiario.com.ni
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Para los jóvenes de Nicaragua es muy buena noticia saber que 13 empresas extranjeras podrían instalar en este país, en los próximos meses, centros de servicio call center, tal como anunció el viernes ProNicaragua, el organismo estatal para las inversiones.

Cada empresa internacional que aterriza en suelo nicaragüense y hace inversiones, favorece la economía de la nación y de forma indirecta a todos sus habitantes; pero en el caso de los call centers, los principales beneficiarios son jóvenes que estudian inglés o ya lo hablan.

Para un joven que terminó la educación secundaria o está concluyendo una carrera universitaria, la oportunidad de trabajar en un call center significa un doble beneficio. Por un lado, obtiene un ingreso económico promedio de US$500 por mes, y, por otro, vive una experiencia laboral que contribuye a su formación profesional, adquiriendo hábitos y destrezas que luego le ayudarán a conseguir éxitos mayores en su profesión, en otras empresas.

Aprender el inglés es ahora un paso elemental para ser un profesional o técnico competente, y como muchos jóvenes se interesan en dominarlo antes de concluir la escuela secundaria o la universidad, para ellos las oportunidades de trabajo también aparecen temprano.

Es interesante ver cómo se conjugan aquí dos factores claves para el desarrollo de un país: el crecimiento de la inversión y la educación con calidad. Los jóvenes nicaragüenses, que entre los 18 y los 25 años suelen buscar con ansias un empleo, empiezan a encontrar mejores plazas de trabajo, dependiendo del arribo al país de empresas más tecnificadas y de la formación que ellos tienen, sobre todo si han logrado un dominio aceptable del inglés.

Casi 3 mil jóvenes podrían entrar a trabajar en las plantas de las nuevas empresas extranjeras que consideran echar anclas en Nicaragua, con un requisito básico: hablar inglés. Aparte, existen otras oportunidades en el campo del turismo, donde tour operadores, hoteles y restaurantes demandan cada vez más personal bilingüe.

En conclusión, si el inglés es necesario para obtener un empleo mejor remunerado y que más inversionistas consideren expandir sus operaciones en este país, los planes educativos deben ser adecuados para que esa enseñanza comience más temprano, desde la primaria y en todas las escuelas, públicas y privadas. Los nicaragüenses debemos proponernos que la calidad de la educación, sea una constante desde que el niño entra por vez primera a un aula.