•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En lo que sé de independencia, septiembre es un mes importante no solamente en Nicaragua. Hoy la gente de Escocia vota en un referendo sobre independencia. La pregunta sobre la papeleta de votación es sencilla: “¿Debería Escocia ser un país independiente?” Sí / No.

Por siglos, Escocia era un país independiente, ocupando la misma isla que Inglaterra y Gales. Hoy, junta con Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte, estos cuatro países forman el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte (UK). Pero esto no fue siempre el caso.

Aparte de la hollywoodense película “Corazón Valiente”, en realidad hubo una serie de guerras e incursiones fronterizas entre los dos países. Este tipo de comportamiento fue —algunos dirán todavía es— común entre los países europeos.

Sin embargo, cuando Elizabeth I de Inglaterra murió en 1603, sin niño o niña, su primo James VI de Escocia se puso James I de Inglaterra, así como Gales y cerca la isla de Irlanda.

James prefiere vivir en Londres, la capital de Inglaterra. Tal vez la vida nocturna era mejor. Entonces, en 1707, los dos parlamentos de Inglaterra y Escocia eran unidos. Esto ocurre después, tras muchas intrigas por encima y por debajo de la mesa. A ello hay que agregar la compra de secciones de la aristocracia de Escocia.

Durante 1990, Escocia, Gales e Irlanda del Norte ganaron sus propias asambleas. Entonces, en las elecciones del 6 de mayo de 2011, el Partido Nacional de Escocia (SNP) ganó una mayoría absoluta convincente en Edimburgo. El resultado es el referendo.

Sueños viejos ven una posibilidad hoy. Por ejemplo, más control sobre los campos de petróleo cerca de la costa de Escocia, la habilidad de hacer sus propios impuestos y cerrar las bases de submarinos británicos con armas nucleares en el río Clyde.

La independencia de Escocia señala el fin del UK que ha existido por siglos. Pero la independencia no será total. La reina Elizabeth II continúa siendo jefa del Estado.

Sin embargo, la posibilidad de independencia representa un enorme desafío, no solamente por Escocia y el UK, lo será también para otros países en la Unión Europea. Por ejemplo, Cataluña y España, Flandes y Bélgica.

En Escocia, hay básicamente dos organizaciones tomando parte en la campaña: el grupo “Mejor Juntos” y “Sí Escocia”. “Mejor Juntos”, también llamado “No Gracias”, tiene el apoyo de los partidos del gobierno británico, los Conservadores con los Demócratas Liberales y la oposición, el Partido Laborista.

Claro, “Sí Escocia” tiene el apoyo de los Nacionalistas, que es un partido en la tradición demócrata social, además de las Verdes Escocias y Socialistas Escocias. Un elemento importante en esta campaña es la Campaña de Independencia Radical (RIC).

RIC tiene una perspectiva de la izquierda y no siempre acuerda con el análisis de los nacionalistas. Por otro lado, conozco gente en Escocia que tiene una identidad de la izquierda, pero quiere quedarse como parte del UK.

Esto es típico de Escocia, es un país que le gusta argumentar con lo mismo. En efecto, hay escoceses que dicen que Escocia realmente es un argumento. Pero hay mucho más que la cultura de hombres en faldas tocando una gaita.

Escocia tiene muchos amigos afuera que apoyan la idea de independencia, como yo. Pero Barack Obama, Ban Ki-moon de Naciones Unidas y el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Barroso, han emitido sonidos negativos sobre la independencia de esta nación de 5,327,700 personas.

¿A quién escucharán?

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus