•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“La meta para mí es ganar con 74% cada elección”, dijo hace casi un año en la ciudad de Cochabamba el presidente de Bolivia, Evo Morales, poco después de que fue ratificado por una asamblea de su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), como candidato a la Presidencia junto a su compañero de fórmula, el actual vicepresidente Álvaro García Linera. Quizá no alcance ese porcentaje, ambicioso si se compara con el promedio en América Latina, pero que ya dio muestras de que puede lograrlo cuando en los comicios de 2010, obtuvo el 64% de los votos. Los réditos de Morales como gobernante son incontestables.

La oposición, desorientada y sin ninguna oportunidad de derrotar a Morales que tiene una preferencia electoral que oscila entre el 52 y 62%, según algunas encuestas, ha tratado sin hacer mella entre el electorado, de vender la idea de que el presidente pretende eternizarse en el poder y que si gana los comicios del próximo 12 de octubre, reformará la Constitución Política para permitir la reelección indefinida.

Morales, decía, tiene sólidos argumentos para reelegirse. En 2006 ganó con el 54%. Una de las principales cartas de presentación del exdirigente de los cocaleros es la estabilidad económica del país, la redistribución de las riquezas derivadas de la nacionalización de las empresas productoras y de servicios, entre ellas, hidrocarburos, especialmente del gas, metalurgia, telefonía y transportadora de energía. A eso hay que sumarle el crecimiento sostenido desde el 2006 de entre 3.5% y 6.5% y un Producto Interno Bruto que este año superaría por primera vez los 31,000 millones de dólares. Definitivamente un país en bonanza, favorecido por los buenos precios de las materias primas.

Políticos afines al presidente han esbozado la posibilidad de una reforma constitucional para profundizar la revolución social en el país sudamericano, sin embargo, han advertido que primero hay que ganar las elecciones presidenciales y de candidatos al Congreso, que es bicameral, y obtener los dos tercios, la mayoría absoluta en ambas Cámaras, para poder hacer reformas. El 12 de octubre, están convocados poco más de 5 millones de electores.

En la acera de enfrente los números son famélicos para los candidatos que buscan la silla ejecutiva en el Palacio Quemado, así llamado popularmente tras sufrir un incendio en 1875. El empresario Samuel Doria, que compite por tercera ocasión, es el abanderado del Frente de Unidad Nacional, es el que más se aproxima a Morales con el 15% de la intención de votos, en tercer lugar se ubica Juan del Granado, del Movimiento Sin Miedo, con un estimado de 5.9%, y un poco más atrás marcha el expresidente Jorge Quiroga.

Hace poco, en una revista matinal, Quiroga puso la nota humorística de la campaña que quizá esconde un poco de frustración cuando dijo que “si seis de cada diez personas votan por Evo, me como mi reloj”. Añadía que estaba seguro de que su partido, el demócrata cristiano, llegará al primer lugar, o al menos a la segunda vuelta. Si Morales supera la barrera del 60% como ya lo hizo en 2010, ¿Será capaz el exmandatario y candidato, por segunda vez a la Presidencia, de comerse su reloj?

Más allá de los planteamientos y discursos políticos propios de una campaña, la carrera hacia la Presidencia tiene otros matices. Es la primera vez que las candidatas superan el 50%, tres de ellas aspiran a la Vicepresidencia y alrededor de 382 de un total de 753 mujeres encabezan las listas para ocupar cargos en la Asamblea Legislativa. Esta modalidad está sustentada en la Ley de Régimen Electoral, promulgada en 2010 bajo el mandato de Evo, que establece entre otras cosas la garantía de la equidad de género y la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, que es válido para la integración de las listas a cargos de elección popular.

El 12 de octubre, más de 5 millones de bolivianos están convocados para elegir a un Presidente, un Vicepresidente, 130 congresistas y 36 senadores. El MAS tiene ahora el control de ambas cámaras y la meta es conservar esa cuota.

 

estesor59@yahoo.com