•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un libro aparecido recientemente en España reúne estudios hechos sobre por qué unas culturas avanzan más que otras, combinando la interacción entre biología y cultura.

Los autores analizaron el comportamiento biológico de las poblaciones de 71 países, para construir un índice que permitiera medir la movilidad social en cada país. Los análisis se basaron en varios supuestos filosóficos: la vida es elección y movimiento; el movimiento de la vida es hacia arriba; la evolución de las especies es similar a la evolución de las sociedades; y la evolución carece de patrones morales.

Es imposible resumir en 250 palabras tal estudio. Pero sí destacar conclusiones. Prosperan las sociedades capaces de innovar, sin temor al cambio, al tiempo que conservan sus mejores valores culturales.

Las culturas que no permiten cuestionar la ley terminan paralizando la movilidad y condenándose al atraso. En India, hace siglos, la leche era alimento humano primordial. La religión protegió su producción sacralizando las vacas. Hoy, aunque padezcan hambre, no las matan. Un fenómeno similar afectó al islamismo.

En la cultura latinoamericana es posponer cuanto se pueda para mañana. La urgencia no existe. Las cosas terminarán solucionándose solas. El movimiento se estanca.

Tres culturas asiáticas "Japón, Corea del Sur y China– fueron capaces de realizar enormes movimientos de transformación, conservando lo mejor de sus culturas. Pasaron en pocas décadas del atraso al desarrollo.

El estudio confirma un conocido axioma de la evolución: adaptarse o morir. Personas y sociedades. El libro es “Move Up”.

 

az.sinveniracuento@gmail.com