•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El ser humano siempre ha tenido la necesidad de viajar hasta para su propia supervivencia desde hace miles de años. Las razones de los viajes son diversas: para realizar estudios o negocios, por placer y entretenimiento, visitas a familiares, conferencias, etc. Las personas que atienden a los turistas deben tener los conocimientos y las habilidades necesarias para que el país sea más atractivo en un mundo cada vez más competitivo.

Las actividades turísticas son renovadoras, ya que recrean el espíritu y restituyen las energías perdidas de los viajeros. Si bien es cierto, el internet permite conocer los lugares más recónditos del planeta a través de vídeos, fotografías y otros, la experiencia de visitar un nuevo lugar siempre es algo único a nuestros sentidos, en cuanto a lo imaginado y lo deseado.

El interés de los turistas se despierta mediante las fotografías de destinos. Cada turista tiene su propia motivación y momentos determinados, por ejemplo, las lunas de miel, los aniversarios, las vacaciones, las distintas actividades o lugares específicos, los eventos culturales y deportivos, los fenómenos de la naturaleza, la migración de animales, etc.

Antes de viajar, el turista se imagina el lugar con expectativas, por eso se dice que viajar es como pasear en un sueño. En fin, conocer lo que quiere o busca el turista es fundamental para desarrollar las actividades turísticas requeridas en el desarrollo de este rubro, el cual puede generar muchas divisas. Cuando el turista potencial dispone del tiempo, el dinero y la motivación, se realiza su sueño o aventura turística.

Los turistas se sentirán bien si no se impide su desplazamiento o permanencia en un sitio escogido. La actitud de los lugareños puede tener efectos positivos o negativos. He aquí la importancia de capacitar a todos los que prestan servicios turísticos, desde el taxista, la camarera, el guía de turistas y el oficial de migración; se debe suministrar la información relevante que promueva el turismo e invita a los visitantes a disfrutar de lo que se ofrece. De esa manera el turista se llevará una buena impresión del país y puede recomendarlo a otros por diferentes medios. Por supuesto, de todo esto lo más importante es la seguridad de su integridad física.