elnuevodiario.com.ni
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Veinticinco años después del desplome del Muro de Berlín, que puso fin al campo socialista en Europa, este miércoles empezó a caer el muro que por más de medio siglo separó a Cuba de Estados Unidos, su vecino más cercano. Aunque invisible, ese muro causó múltiples tensiones entre estas dos naciones, con consecuencias severas en la economía cubana y en las libertades de la población de la isla, y oleadas migratorias fuertes hacia Estados Unidos que en los años 90, con la “crisis de los balseros”, obligó a Washington a negociar regulaciones a la entrada de cubanos a territorio estadounidense.

El paso que ayer dieron los presidentes Barack Obama y Raúl Castro, para restablecer las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba, lo que terminará más temprano que tarde con el embargo económico impuesto por Washington en 1962, hará que soplen nuevos aires de paz en Latinoamérica y que las relaciones de esta región con Estados Unidos se liberen de viejas contradicciones políticas y entren en un cauce de colaboración amplia y plural.

Aunque se abren nuevos debates, se vislumbra el desvanecimiento gradual de posiciones antagónicas latinoamericanas, de quienes cerraban filas de manera radical en favor del socialismo cubano o del capitalismo estadounidense, causa de una confrontación que parecía eterna. Quienes más ganarán con este proceso de entendimiento son los ciudadanos cubanos que viven aislados en su país, residen en Estados Unidos o deambulan por el mundo; ahora podrán reencontrarse con sus familias, volver a su tierra si desean, y buscar la prosperidad donde mejor les parezca, sin que ningún muro les separe de sus familias.

Comienza a derrumbarse lo que podría ser el último vestigio de la “Guerra Fría”, y en medio del futuro todavía impredecible en Cuba, creemos que todo lo que venga será mas provechoso que cualquier circunstancia de los últimos 52 años, época en que prevalecieron los conflictos, el espionaje y las amenazas entre los dos vecinos.