•  |
  •  |

La Sexta Conferencia Panamericana de La Habana, de 1928, cumple en enero 2015, sus 87 años; se recuerda de esta Conferencia, la presencia del presidente estadounidense Calvin Coolidge, quien llegase a Cuba, en el acorazado “Texas”, en mensaje de que el petróleo, la plataforma continental del golfo de México, no eran mexicanos.

El estrenado “Capitolio Nacional de Cuba” fue testigo de los debates; punto de los mismos: “El Principio de la No Intervención”.

El espíritu de la lucha de Sandino librada en las montañas segovianas, aunque no pronunciado su nombre, estuvo presente en los discursos de doce naciones y, en los muros de las calles de La Habana, el pueblo combativo y solidario dibujó “Viva Sandino”.

En la lucha por la verdadera independencia, la historia de Cuba ha estado ligada a Nicaragua, no es casual que el día que Dios escogiera para la muerte en combate de Martí en 1895 fuese casi el mismo en que naciera Sandino.

Parte de la invasión a Playa Girón en 1961 salió del Caribe nicaragüense, de ahí la frase de Somoza: “Me traen tres pelos de la barba de Fidel”.

Nicaragua para el colonialismo español significó la posibilidad de una vía interoceánica. Cuba: “joya de la Corona”, la última colonia y más querida de aquel decadente imperio de principios del siglo XX, España nunca superó su pérdida, el servilismo del expresidente español (1990-2004) José María Aznar, expresado en su política exterior hostil hacia Cuba prueba el desvelo trasnochado de un sueño imposible.

Un sueño que ha sido disputado con EE.UU. desde el surgimiento de este como potencia, “Cuba es la adición más interesante que se puede hacer a nuestro sistema de Estados”, dijo Thomas Jefferson en 1820.

En su momento los intentos estadounidenses de compra a España fracasaron y una vez independizada Cuba en las relaciones con EE.UU., encontramos normas jurídicas que han perseguido cumplir el persistente propósito de dominar a Cuba. Estas leyes van desde la Enmienda Platt-Teller aprobada en marzo de 1901, hasta el bloqueo total impuesto por EE.UU., en 1960, recrudecido en 1992 por el Acta para la Democracia Cubana o Ley Torricelli y en 1996 por el Acta por la Libertad y Democracia Cubana o Ley Helms Burton.

Y en el 2006. EE.UU. crean una sección aun más fuerte para acosar a los violadores del embargo comercial de los EE.UU. contra Cuba.

Cuba, lugar solidario, de grandeza diplomática, de potente política exterior, de árbol gigante; Fidel Castro su creador y conductor. Cuba, con sus hechos hace honor a su nombre que significa: Coa (lugar) y bana (grande), que al unirlas trae Coahana y por consiguiente Coaba=Cuba=Lugar Grande… Guanabacoa=Lugar de árboles grandes.

Aplaudimos el restablecimiento de relaciones diplomáticas con EE.UU., pero al cumplirse 81 años del cobarde asesinato de Sandino y 87 de la Sexta Conferencia Panamericana, debe estar presente no excederse de confianza “ni un tantito así” ante el imperio y sus lacayos; Sandino en su momento noblemente confió.