Francisco Javier Bautista Lara
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicaragua, llamada “Paraíso de Mahoma” y los nicaragüenses a quienes los visitantes perciben hospitalarios y alegres, tienen nuevas oportunidades que sabemos no están exentas de riesgos. En todo hay que tenerlos en cuenta pero no deben bloquearnos, existen por hacer y no hacer, por quedarse en casa o ir a la calle, por caminar o viajar en auto, por trabajar y quedarte acostado, por invertir y construir.

El país tiene gran potencial natural por aprovechar y preservar; favorables condiciones macroeconómicas, inflación baja, reservas saludables, inversión extranjera directa creciente, mejor balanza comercial, finanzas públicas sanas, hay más remesas familiares… La caída de precios del petróleo favorece a la economía pero afecta a Venezuela, importante aliado político y económico que ve reducidos sus ingresos y la imposibilidad de mantener los niveles de la generosa colaboración de la última década que debemos agradecer.

El país avanzó en los objetivos del milenio previstos para 2015, otros son desafíos a replantear. La seguridad social requiere ajustes, la alta informalidad económica conlleva evasión fiscal, desregulación y desatención al derecho laboral, es rígida y estructural. La desigualdad es crónica en América Latina y grave en Nicaragua a pesar de los esfuerzos estatales en los últimos años, requiere superar la iniquidad histórica. El acceso a educación y salud pública gratuita, a pesar de las dificultades por ser uno de los países más pobres del continente, los programas sociales que promueve el gobierno para sectores vulnerables, solventan carencias inmediatas de la población más necesitada. Nos afecta la sequía, la caída de la producción cafetalera, el cambio climático, la amenaza de desastres naturales por nuestra fragilidad y pobreza, por sismos, inundaciones y epidemias cíclicas.

La seguridad ciudadana se mantiene favorable y estable para el desarrollo y la convivencia; la delincuencia común afecta principalmente bienes patrimoniales por robos en calles y casas, falta atención efectiva al delito menor que perjudica al ciudadano de escasos recursos y genera percepción de inseguridad; preocupa el consumo de drogas entre los jóvenes; violencia intrafamiliar y delitos sexuales tienen “cifra oscura” alta, el reto es transformar comportamientos de personas e instituciones. El aumento del parque automotor, la actitud temeraria de motoristas, saturación de las vías e insuficiente capacidad de control, provocan desorden y aumentan riesgos en la vía pública.

Tensiones políticas y protestas sociales promovidas por grupos inconformes y por la oposición política dispersa, generan incomodidades normales en un país que se desarrolla bajo un esquema democrático, no ajeno a su devenir histórico y a las imperfecciones humanas, en el que coexisten distintas interpretaciones de problemas y soluciones, descalificaciones y desconfianzas que requieren diálogo, transparencia y tolerancia para la estabilidad que traerá beneficios a todos. La participación social desde actores locales permitirá solucionar los problemas comunes. El gobierno se muestra sólido, goza según diversas encuestas, de alta aceptación social, la percepción mayoritaria de la población ve el futuro con optimismo.

El proyecto Tumarín brinda la posibilidad de consolidar una nueva matriz energética que permitirá ser autosuficientes y suministrar energía para atender las necesidades de crecimiento del país y la Región. El año es clave para el Canal Interoceánico cuyas magnitudes de inversión e impacto incidirán en todos los ámbitos nacionales: generará empleo, dinamizará la economía, sacará al país de la pobreza y nos colocará en la esfera del comercio mundial. Confiamos que las preocupaciones legítimas por el medio ambiente sean solventadas en el entendido de que es imposible que una acción humana de tal dimensión no afecte, pero que con precaución responsable se puede reducir, paliar en el corto y mediano plazo, y que los propietarios de lotes sobre la ruta sientan que con el proyecto que beneficiará al país, también ellos ganan.