•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El lunes se celebró el Día Mundial de los Humedales, una fecha de valor cuando abordamos la construcción del Gran Canal Interoceánico. La Convención sobre los Humedales (RAMSAR-1971), es suscrita por Nicaragua en Febrero de 1996 y desde noviembre de 1997 es Parte de la misma. “Los Guatuzos”, es el primer Sitio RAMSAR del país desde 1997 y Moyúa desde 2011, el último; suman nueve sitios en total, esto, en cumplimiento de la COP 7 de RAMSAR.

Nicaragua ha demostrado una gran voluntad de proteger el medio ambiente pese a sus limitaciones económicas. 17% de su territorio nacional es protegido por Ley, 2, 242,193 hectáreas.

Nicaragua en 1992 mediante años de esfuerzos logró concluir estudios donde identificó en su territorio 51 humedales, algunos no son parte del Sistema Nacional de Áreas Protegidas, pero representan zonas importantes, sea por su extensión o por beneficios que estos proveen. 35 Áreas Protegidas contienen o son humedales, equivalente al 46.05% del total de las áreas. De estas 35 áreas protegidas que contienen humedales, 13 de ellas presentan el 50% o más de su extensión cubierta por este tipo de ecosistema.

La persona común puede preguntarse para que tanta Ley y territorio protegido si el deterioro continúa. Pero tampoco para nadie es desconocido, que para la gestión ambiental y aplicar las leyes y sobre todo las leyes ambientales, se requiere una voluntad política férrea que pasa obligatoriamente por la consecución de los recursos económicos para su aplicación. Es decir no basta tener un territorio declarado como protegido, sin su protección y uso sostenible.

Reto para Nicaragua: construir el Canal, el que se abastecerá del agua de algunos humedales y proveerá los recursos económicos para asegurar uso sostenible de los mismos, no se mira en el horizonte otra alternativa, para obtener recursos que permitan; enfrentar la pobreza y cumplir lo previsto por Ramsar y otros no menos importantes objetivos ambientales de Nicaragua.

Tanto el diseño, la construcción y explotación del Canal, tienen que ser exactos, ya que de no hacerlo se autoafectaría y las víctimas de los errores que se cometan será en detrimento del Canal y de los humedales; mismos proveedores del agua para el funcionamiento del Canal.

Considero, que la decisión de construir el Canal, es la decisión ambiental más acertada en los últimos tiempos, ya que permitirá recaudar el recurso económico que el Estado de Nicaragua necesita para hacer realidad el sueño de hacer converger en el territorio nacional; el fin último del Sistema de Áreas Protegidas: conservar, proteger, y contemplar las bellezas escénicas existentes en las áreas protegidas.

Eso, sin abandonar los objetivos de conservación y protección, permitir a su vez el manejo racional o uso sostenible de la flora, fauna silvestre y otras formas de vida teniendo en consideración la interrelación de las mismas con el ser humano. Es es el propósito final de la celebración del Día Mundial de los Humedales.