•  |
  •  |
  • END

I. Tantos canales y poco que ver.- Una de las principales limitaciones del consorcio televisivo Estesa es la reiteración de su programación, al extremo de producir cansancio entre las audiencias. La redundancia de sus propuestas se traduce en una pobre oferta para los televidentes. A lo largo de 2008 sus principales canales han venido exhibiendo las mismas películas, incluso, dentro de una misma semana. Con algunas series pasa igual. Tampoco las telenovelas escapan a este fenómeno.

Los canales Hallmark, Cine Canal, HBO, TNT, Golden, Cine Max, se distinguen por pasar las mismas películas sin ningún atenuante. La película El Zorro, con Antonio Banderas y Katherin Zeta Jones, la han exhibido no menos de diez veces; la saga de Hannibal Lecter, pica y se extiende. TNT y Jack Nicholson celebraron el matrimonio perfecto: no se cansan de pasar Alguien debe ceder. Algo parecido ocurre con Sony, Warner Bros, Universal, en relación con sus series televisivas. Smallville la han repetido por lo menos tres veces. Ahora saltó hacia la programación sabatina y dominical del Canal 10. Greys Anatomy está implantando récord. La serie ha sido repetida tantas veces que ha caído en la monotonía. Para desgracia Canal 2 también la ha incluido en su programación ¿Ante quién quejarse? ¡Ante nadie! ¡Dios se apiade de nosotros!

Siendo la TV Cable una de las principales fuentes de entretenimiento de las audiencias, Estesa debería hacer un esfuerzo para mejorar su programación. La crisis de la televisión por cable es evidente. El nivel de saturación es ostensible. Disponer de mayores canales de televisión no significa contar con una programación excelente, competitiva y apetitosa que responda a las diversas expectativas. En fin, ¡tantos canales y tan poco que ver! Son los riegos de estar conectados a una sonda exterior, sobre la cual no ejerce ninguna incidencia Estesa, mucho menos una audiencia cautiva, prisionera de estos avatares mediáticos.

La oferta de Cablecom no trajo nada nuevo. Los mejores canales que ofrece los tiene Estesa. Por una paga menor nadie quiere ver los canales regionales de México, Venezuela y de algunos países centroamericanos. El traslado de Estesa como parte del consorcio de Carlos Slim Helú tampoco aportó nada nuevo para las audiencias. No ha sumado ni restado nada a lo transmitido por sus antiguos propietarios. Ni siquiera han intentado equiparar la programación con el anuncio que hicieron de ofrecer más de cien canales digitales a través de TV Claro. ¿Su reticencia obedecerá a que prefieren esperar la promulgación del nuevo código o nueva ley de telecomunicaciones para legalizar debidamente la adquisición de Estesa? Siempre que ocurren cambios de dueños las audiencias esperan mejoría en la programación y una baja en los precios. ¡Nada de esto ocurrió!

II. Los equívocos de Canal 2.- Era tan firme el liderazgo de Canal 2, que jamás sospeché que asistiría a su caída del primer lugar de preferencia. Con una programación bien estructurada, con telenoticiarios serios, disponiendo de telenovelas brasileñas consideradas como las mejores, contando con Don Francisco, con las cadenas noticiosas internacionales como Univisión y CNN, con La Tertulia, El Clan de la Picardía, Margarita te voy a contar y el programa de debates Primera Hora, uno llegaba a percibir que nadie le haría contrapeso. Cuando se dijo que Canal 10 iba tras el primer lugar, Canal 2 corrió a imitar cada uno de sus movimientos. Entonces empezó a declinar y a perder su centro de gravedad. Empezó a chapalotear a la deriva.

El primer desacierto fue copiar el contenido noticioso de Canal 10, que no pasó de ser una repetición de El Noticiero Independiente de Canal 8. A Mauricio Madrigal lo llevaron al 10 para que montase un noticiero en que resaltase la nota roja, combinada con noticias de otra índole. Mauricio se llevó junto a él a José Abraham Sánchez. La decapitación a Jorge Katín, quien dirigía Telediario 10, fue anuncio de que Canal 10 cambiaría totalmente su perfil informativo. En vez de asentar su propio estilo, probado y ratificado como exitoso, Canal 2 optó por el remedo. Esta decisión produjo un sensible desbalance en su programación. El salto tras la nota roja tuvo un significado adverso, perdió la brújula y ahora realiza intentos por recuperarla. Haber creado 22-22 fue un completo desacierto. Con la eliminación de la nota roja, Canal 2 vuelve a su posición anterior con la esperanza de recuperar su aliento y frescura. Estos altibajos convirtieron a Lucía Pineda Ubau en el símbolo emblemático del Sistema Informativo de Canal 2.

Los resultados de la última encuesta de la Organización Nicaragüense de Agencias de Publicidad, (Onap), cuestionados por los dirigentes de todos los canales, excepto el 4 y el 10, ratifican el liderazgo de este último canal. Ángel González debe estar regodeándose de contento. Una de sus proclamadas ambiciones en Nicaragua era desplazar a Canal 2 del primer lugar y nadie ha contribuido más en la consecución de su objetivo que la misma dirigencia de este canal. Para expandir su liderazgo González amplió la cobertura de Canal 10 por todo el territorio nacional. El convenio celebrado por Carlos Pastora con Jaime Ruiz, Presidente de la Asociación para el Desarrollo de Pequeñas Empresas de Cable, garantiza que su señal viaje por satélite hasta La Dalia, San Juan de Río Coco, Waspam, Puerto Cabezas, Corn Island y Acoyapa.

Las pretensiones de González no se reducen a hegemonizar las transmisiones televisivas. La adquisición de nuevas radioemisoras anuncia su deseo de entrar a competir de lleno en este campo. Como dueño absoluto de la empresa de Radio y Televisión de Nicaragua, (Ratensa), ha continuado extendiendo sus dominios. Sus movimientos indican que entró de lleno a disputarle las audiencias a la Corporación y Radio Ya. A sus primeras cuatro emisoras Alfa, Joya, Picosa y Tropicálida ha sumado Disney y Nica FM, cargada de nota roja. Calixto Valle Rugama, Calulo, ha sido contratado como su reportero estrella. Jaime Arellano fue despedido de Canal 10 con la intención de evitar fricciones con el gobierno del Comandante Daniel Ortega. ¿Esta actitud supone que González más bien propiciará nuevas alianzas en materia de radiodifusión antes que colisionar con la familia presidencial?

Los dueños de la televisión abierta en Nicaragua también son propietarios de algunas radioemisoras. González le saca también ventaja a Octavio Sacasa. La Corporación América S. A. (Coasa) propiedad de la familia Sacasa Pasos posee sólo tres radioemisoras, Romántica, La Pachanguera y Buenísima. La familia Valle Flores, además de Canal 12, es dueña de Radio Amor, Estación X y Sonora. La familia Ortega Murillo, consocia de Ángel González en Canal 4, es propietaria de Radio Ya, La Sandino y Viva FM. Carlos Augusto Briceño Lovo, dueño de Canal 8, posee Radio 1.

III. Una estrategia a tres bandas.- Cuando uno pasa la mirada por las programaciones de los canales 4 y 10, constata la estrategia utilizada para poner fin a la hegemonía de Canal 2. Se trata de un movimiento a tres bandas. El Canal 4 presenta siete telenovelas, Canal 2 trasmite ocho y Canal 10 sólo presenta cuatro. En relación al número de películas que presentan ambos canales, las cosas cambian. El 10 inunda su programación con películas de lunes a domingo a partir de las 8 p.m. El Canal 2 pasa películas lunes, miércoles, viernes. Sábados y domingos ofrece doble tanda a partir de las 8 p.m.

Otra particularidad de la programación de Canal 10 es su simplicidad y el peso que tienen los Talk Shows. Con una clara certeza de su público televidente, repite a lo largo del día sus programas Al rojo vivo, Lo que callamos las mujeres, Caso cerrado, Laura en América, Mujer, casos de la vida real, que transmiten de lunes a viernes. Los Talk Shows son dirigidos a una audiencia mayoritariamente femenina y de clase media baja, dos rasgos esenciales de la sociedad nicaragüense. Los dirigentes del 10 le restan audiencia al 2 por la vía de las telenovelas que transmiten en Canal 4; lo desafían con las películas y lo atormentan con un noticiero donde lo descollante es la nota roja. ¿Podrá el Canal 2 volver sobre sus propios pasos? Su comportamiento indica que el 2 no tiene claro qué es lo que desea a estas alturas. ¿Debemos interpretar el anuncio de su programación en los cines capitalinos como una estrategia para captar televidentes o como un acto desesperado?

La vuelta de manos Canal 2 podría darla fortaleciendo su programación nacional, habiéndose incrementado en un principio, no pasó del despegue. Prueba de su desconcierto es que todavía no sabe qué hacer para llenar el espacio dejado por El 2 en la Nación. Los televidentes sintonizan por las mañanas los canales nacionales en búsqueda de información; para enterarse cómo amaneció Nicaragua y qué están haciendo funcionarios, políticos y empresarios para resolver las vicisitudes que atraviesa el país. A esa hora los televidentes encuentran en Canal 2 el tremendista Primer Impacto, de la Cadena Univisión. Una oferta lejana a sus expectativas. La actitud de los dueños de Canal 2 al echar a Jaime Arellano sólo fue una replica de la decisión adoptada por Canal 10. ¿Creen ustedes posible el retorno de Canal 2 al primer lugar, cuando el mensaje que envían a sus audiencias es que no atina dónde pararse?