•  |
  •  |

Nuevas oportunidades económicas se abren para Centroamérica y España con la visita a Guatemala del presidente Mariano Rajoy, quien se sienta hoy en una misma mesa con empresarios españoles y centroamericanos para concertar más ideas de negocios.

Las inversiones españolas ya son importantes en Centroamérica, pero algunas circunstancias indican que podrían aumentar de forma significativa; primero porque la crisis económica que ha golpeado a Europa en los últimos años empujó a las empresas de España a buscar otros mercados y negocios en Latinoamérica y segundo, porque la economía española comienza a repuntar y se espera una mejoría notable a finales de 2015.

Si bien el Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y Centroamérica (ADA) está impulsando inversiones e intercambios comerciales entre estas dos regiones, Rajoy viene con representantes de una veintena de empresas, porque además de las señales de recuperación de la economía española ve la posibilidad de que su partido, el PP, gane las elecciones generales este año y eso se pueda convertir en otro estímulo al crecimiento económico. Algunas encuestas muestran al Partido Popular arriba del Partido Podemos (izquierda) en la intención de voto en toda España.

En diciembre pasado fue renovada la cámara de las grandes empresas de España y su nuevo presidente José Luis Bonet, también presidente de Freixenet, tiene entre las principales misiones conseguir nuevos mercados en el mundo para relanzar la economía española.

En Nicaragua se han asentado compañías españolas importantes como Telefónica, Barceló, Mapfre, Pescanova y TSK-Mekfosur, estas dos últimas en un consorcio que maneja la distribución de energía eléctrica, y entre el empresariado nicaragüense persiste la expectativa de que arriben otros capitales de esa nación europea, sobre todo después de conocerse la intención del Banco Popular de adquirir aquí los activos de Citibank.

Hoy el presidente de España busca un “diálogo político fluido entre amigos” con los presidentes y empresarios centroamericanos según el anuncio oficial, y aunque la agenda incluye hablar de seguridad y narcotráfico, parece obvio que el tema dominante de este encuentro es el económico: cómo extraer beneficios mutuos mejorando la relación de negocios. Es una oportunidad que el sector privado de Nicaragua debe aprovechar bien. En Guatemala ya operan 150 empresas españolas según datos oficiales, y su expansión por el resto de Centroamérica es algo latente.