Jorge Bautista Lara
  •   Managua  |
  •  |
  •  |

Llegar a contabilizar más de 60,000 alumnos en esa zona, se extrae de la suma de los alumnos de cada uno de los colegios y centros universitarios ahí radicados, algunos de cuyos nombres he citado en el I escrito.

Pero se trae a la memoria para cotejarlo con otros datos, que en su conjunto, revelan otras sumas interesantes existentes dentro de las instalaciones de los colegios y universidades, para darnos una mejor visión de lo que tratamos si estos trabajaran en sinergia, como:

1.-     Es el territorio donde existe la mayor concentración de aulas de clases del país.

2.-     Es donde está construida la mayor cantidad de auditorios.

3.-    Concentra la mayor cantidad de campos deportivos.

4.-     Es el sector donde estarán construidos; Estadio de Beisbol (en fase de planificación) y de Futbol de Managua.

5.-     Es el territorio donde existe la mayor cantidad de bibliotecas en funcionamiento del país.

6.-     Es el sector donde se encuentran; Centro Nacional de Escritores, los terrenos donde se construirá el local de la Real Academia Hispano Nicaragüense de la Lengua y el Centro PAC-Hispamer (Un verdadero referente en cultura que une; teatro, cafetería y una amplia librería. Y convoca a intelectuales, artistas, profesores y alumnos de las universidades cercanas y aun distantes; marcando una pauta, no despreciable, de lo que podría promover el Estado en alianza con la empresa privada y el municipio, en una futura declaración de un Distrito Universitario).

7.-     Es el sector que concentra más de 80 facultades de todo tipo de conocimiento en pregrado; se estudia la mayor cantidad de maestrías y doctorados del país, y se realiza el mayor número de investigaciones.

8.-     Es el territorio donde han egresado, en la historia de Nicaragua, el mayor número de profesionales.

9.-     Es el sector donde se reúne la mayor cantidad de profesores con grados de Maestría y Doctorado del país, (aclaro; debe aún mejorarse sustancialmente al no ser, ni mucho menos, el número aceptable a nivel de referencia internacional).

10.-     Es la localidad con el mayor número de edificios destinados exclusivamente para aulas de clases.

11.-     Es el sector donde se destina, la mayor cantidad del presupuesto del 6% Constitucional destinado a las universidades.

12.-     Es el territorio donde se concentra la mayor cantidad de estudiantes de sexo femenino del país.

Con esto hemos referido solo algunas  ideas, hacen falta tantas otras; y son datos que se han conversado, se comparte con autoridades académicas de distintas universidades, y en particular, no únicamente, con autoridades de la UNI.

Pero señalemos una paradoja; es una de las zonas más deshabitadas en Managua por las noches al terminar los horarios de clases, y en  periodos de vacaciones, por no existir nada que retenga a los estudiantes. Un fiel reflejo del déficit de infraestructura en residencias para estudiantes y profesores, a pesar de la existencia de grandes espacios vacíos sin construcciones, que Estado y Municipio podrían motivar y financiar para darles un destino y uso académico (ejemplo: el traslado de la Escuela Judicial), donde podrían participar en sus diseños estudiantes y profesores de Arquitectura e Ingeniería de estas universidades con visión de protección al medio ambiental, uso de energía renovable sostenible, no fósil, otorgando un sentido más peatonal (puentes, aceras, parques, cafetines, etc.), que propicie  encuentros entre estudiantes y facilite su estadía.

Esta zona de oro, que concentra cantidad de jóvenes del país, por su calidad marcarán ineludiblemente, una parte sustancialmente del destino de Nicaragua, que cada diez años se duplica, y lo seguirán haciendo, llegando un momento en que los espacios físicos faltarán.

Sin embargo, el primer elemento esencial que se requiere por parte de los gobiernos Nacional y Municipal, para declarar una Zona de Conocimiento, es Voluntad Política de querer hacerlo y una Visión de la Educación con un rostro humano y económico que apunte al presente y futuro (algo de lo que ya se han dado muestras positivas en otros niveles), es el reconocer en la adquisición de conocimiento, un pilar esencial del desarrollo como nación que nos conviene y compete a todos. El reto está ahí.