Augusto Zamora R.*
  •  |
  •  |

Hace 70 años, las tropas soviéticas conquistaban Berlín, poniendo fin a la II Guerra Mundial en Europa. La batalla había comenzado en abril. Terminó el 8 de mayo.

El 30 de abril Hitler se suicidaba en su bunker. El 2 de mayo, los restos del otrora poderoso ejército alemán se rendía ante el Ejército Rojo. Aunque los combates continuaron contra, curiosamente, batallones nazis de franceses y españoles.

La rendición incondicional lleva fecha 8 de mayo, 9 de mayo en el calendario de la Unión Soviética. Este 9 de mayo la Plaza Roja será escenario del desfile militar más espectacular del siglo XXI.

Pocos lo saben, pero fue una mujer la que izó en Berlín la bandera roja con la hoz y el martillo sobre la Cancillería alemana. Lo hizo la mayor Anna Nikulina, combatiente voluntaria y oficial política del 5º Ejército. Voluntaria, como millones de soviéticas.

Las pretensiones de EE.UU., y la OTAN sobre Ucrania hicieron que una mayoría de gobiernos europeos boicotearan la celebración en Moscú. Gobiernos anclados en un pasado imperial, que es eso, pasado.

En cambio, asistirá el presidente de China, Xi Jinping. “Los pueblos de China y de Rusia defenderán el mundo hombro con hombro”, ha escrito el presidente chino.

Son las voces del futuro, viendo los horrores del pasado. Hace 70 años terminó el conflicto más atroz de la historia humana. Murieron 60 millones de personas. 27 millones eran soviéticos. Falta hace la Unión Soviética.

az.sinveniracuento@gmail.com