Augusto Zamora R.*
  •  |
  •  |

Se celebraron el pasado domingo 24 de mayo, elecciones autonómicas y municipales en España. Los resultados, no por previstos, dejaron un sinnúmero de sorpresas.

La primera de ellas fue el triunfo, en Madrid, Barcelona, Valencia y otras muchas ciudades, de iniciativas ciudadanas, al margen de los grandes partidos gobernantes.

Las asociaciones Ahora Madrid, Guanyen Barcelona y Compromís en Valencia, las  mayores ciudades del país, lograron más votos que los partidos que han gobernado desde 1978.

El gobernante  y derechista Partido Popular sufrió una derrota histórica, dejando el mapa español pintado de izquierda. Perdió feudos que gobernaba desde hacía 20 años.

Siete años de dura crisis sufría España, a partir de la bancarrota del modelo neoliberal impuesto. Siete años acumulando pobreza, desigualdad, recortes sociales, corrupción.

La gente, sobre todo jóvenes, fue echándose a las calles. El malestar se fue extendiendo como pólvora, teniendo como elemento conector las redes sociales.

Programas de televisión alternativos, vistos en Internet, diarios digitales, Twitter, etc., servían para divulgar las nuevas alternativas políticas y sociales. La respuesta natural al monopolio de los medios de comunicación por grandes consorcios y partidos de poder.

En octubre próximo habrá elecciones generales. Si se repite el fenómeno, los resultados electorales removerán los cimientos del poder en España y harán temblar Europa.

¿Alguien había dado por muerta a la izquierda?  
az.sinveniracuento@gmail.com