•  |
  •  |
  • END

Seguridad Social es la protección a cargo del estado para asistir a los trabajadores que en atención de las contingencias de la vida y del trabajo sufran alguna afectación que les imposibilite proveerse el ingreso económico para su sustento y el de su núcleo familiar dependiente. Las contingencias de la vida son la vejez, invalidez, enfermedad, maternidad y la muerte. Las del trabajo son básicamente los riesgos profesionales que igual pueden generar, además de la incapacidad para laborar, la muerte del trabajador.

El sistema de Seguridad Social Nicaragüense está segregado de la siguiente manera: a) El Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) administra el sistema contributivo para todos los empleadores y sus trabajadores que no se encuentren laborando en ninguno de los siguientes sistemas; b) El Instituto de Seguridad Social y Desarrollo Humano (Issdhu) que administra el sistema del Ministerio de Gobernación y sus Dependencias (Policía Nacional, Migración y Extranjería, Bomberos y Sistema Penitenciario); y c) La propia del Ejército de Nicaragua a cargo del Instituto de Previsión Social Militar.

Todo trabajador no cubierto o protegido por un sistema que le garantice los elementos mínimos básicos de su salud, significa un problema para la sociedad aunque al patrón le sea indiferente. El desarrollo de los Derechos Humanos ha sido un bastión importante para garantizar a los trabajadores una mínima protección social, la cual para su existencia debe ser de carácter obligatorio.

Naturalmente que una Seguridad Social idónea o perfecta en toda su amplitud no es posible que exista, porque depende de las condiciones económicas, políticas y sobre todo de una cultura de responsabilidad social, lo que nos conduce a experimentar diferencias absolutas en cada país en lo que hace a las condiciones de vida, su economía y los sistemas o infraestructura en materia de salud, estimándose naturalmente la política ideológica imperante en cada Gobierno.

La seguridad social es una conquista que naturalmente no ha sido completa en cuanto a los beneficios que conlleva, sino a la forma gradual y progresiva que le caracteriza, en el entendido que las coberturas fueron y siguen siendo hoy en día en muchos países, aplicada e incorporada, considerando la capacidad financiera del sistema. Es decir, que la seguridad social ha venido perfeccionándose poco a poco dentro de la realidad social, económica y política de cada país.

La importancia de un sistema de seguridad estriba en la garantía, que aunque mínima, el Estado está obligado a proporcionar a sus conciudadanos para la preservación de la salud física y psíquica, y otorgar las prestaciones económicas al trabajador y/o sus beneficiarios. La seguridad social es una imposición y precisamente ésa es la que marca la diferencia de los otros seguros ofertados por empresas aseguradoras, que aunque tengan comprendidas prestaciones similares a las que concede un sistema de seguridad social, pueden ser negociadas según la conveniencia de las partes.

La naturaleza de la seguridad es sui géneris y no implica en su existencia un fin lucrativo para el Estado, sino que los recursos económicos que aportan los trabajadores, los empleadores y el mismo Estado en los casos determinados, sirven para financiar el mismo sistema y las rentas que se generen dentro del manejo financiero de esa masa de dinero sirve para capitalizar los recursos económicos del mismo.

Es considerada como una de las necesidades fundamentales de las personas en general, lo que significa que como obligación del Estado, éste deberá ejecutar los programas propios para brindar esa protección; sin embargo, considerando la capacidad financiera y de infraestructura del aparato estatal, se presenta una bifurcación de ese derecho humano:
Por un lado, tenemos una inmensa población sin rango de edades ni de posición social ni condiciones económicas, sea que laboren en el sector informal o en actividades diversas como trabajadores independientes en el sentido amplio de su significado y que por sus características no aportan o no contribuyen a un sistema de seguridad social.

Estas personas serán protegidas por la seguridad social como principio universal, pero dentro de una política pública general del Estado, lo que implica que la atención en su salud estará a cargo del Ministerio de Salud Pública; que para atender a los menores en situación de riesgo por cualquier causa, será responsable un Ente o Ministerio específico que se encargue de los asuntos de familia; para ayudar a las personas ancianas en sus diversas manifestaciones se crearán programas o proyectos especiales, entre los que podemos mencionar los asilos o centros de reunión para las personas de la tercera edad; programas del vaso de leche para los estudiantes de primaria; el otorgamiento de pensiones económicas determinadas, entre otros, pero teniendo en cuenta que son beneficios temporales o de una existencia coyuntural.

Para la ejecución de estas actividades y otras a implementarse según la política del Gobierno se hará uso de recursos económicos provenientes del Presupuesto General de la República, préstamos internacionales y/o de donaciones otorgadas ya sea por instituciones nacionales o provenientes del exterior.

En el otro lado tenemos a una población selectiva en el sentido de que en ella estarán los trabajadores afiliados o inscritos a un sistema de seguridad social especializado, normado y dirigido por el mismo Estado y cuyos beneficios dependerán de una contribución, cotización o aportación impuesta por la ley de la materia.

Es decir que esos trabajadores y sus beneficiarios gozarán de una atención diferenciada porque el sistema está diseñado, en razón del financiamiento propio, para proporcionar una atención más esmerada y ventajosa tanto en la salud que comprende la enfermedad común, la maternidad; prestaciones a corto plazo, subsidios y pensiones por riesgos profesionales, vejez, invalidez y Muerte. Por supuesto que nuestra Seguridad Social no es la mejor, pero el objetivo es perfeccionarla poco a poco.

* Facultad de Derecho de la UCA en el área Laboral y Seguridad Social

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus