Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Fui Asistente del Profesor Samuel Huntington en Harvard de 1988 a 1990. La última vez que estuve con él fue el pasado noviembre 2007, cuando se estaba retirando de la Universidad, celebrando los 50 Años del Centro de Relaciones Internacionales (Wcfia) y los 100 de la Escuela de Negocios (Harvard Business School).

Durante mi estadía en Cambridge, como Investigador Asociado (Senior Research Fellow) y Conferencista Visitante (Visiting Scholar) de la Universidad de Harvard, en 1988-1990, Huntington era el Director del Centro de Relaciones Internacionales (Wcfia), fundado por Henry Kissinger en 1958.

Pude entonces ayudarle en algunos trabajos de investigación, entre los cuales estaba la polémica con Paul Kennedy sobre el declive de los Estados Unidos como potencia mundial y en los preparativos de su célebre libro “Choque de Civilizaciones”. Huntington conocía muy bien el caso de Nicaragua en los años 80.

Durante una reunión en 2003, nos presentó el bosquejo de su último libro, polémico sobremanera: “¿Quiénes somos nosotros los norte-americanos? Desafíos a la Identidad Nacional Estadounidense” (Who Are We? The Challenges to America’s National Identity”), el cual fue publicado solamente en 2004. Éste es, seguramente, su libro más polémico y más apasionado.

La muerte de Samuel Huntington es una pérdida para las ciencias políticas mundiales. En sus ideas, siempre el Estado jugaba un rol, positivo o negativo, según el caso, y eso demostró que este rol era determinante en el desarrollo de las naciones. “Sin democracia no hay desarrollo económico”, afirmaba Huntington.