•  |
  •  |
  • END

Fue en una tertulia ronera en donde el periodista Bernandino Rodríguez (q.e.p.d.) nos lanzó en la cara su propuesta. El gentilicio de Ciudad Sandino debe ser citasandinense – nos retó. De entrada, a los periodistas de este querido municipio y amigos del mismo, como el propio Bernardino, nos pareció lógica y brillante la propuesta. En esa misma lógica aprobamos la propuesta de forma unánime con el chocar de nuestras copas.

Bernardino Rodríguez fue sempiterno huésped de Ciudad Sandino. Participó en varios foros en donde se clamó por la municipalización de lo que hasta ese momento era el olvidado distrito uno del municipio de Managua. Igualmente, participó en los cabildeos para que los diputados liberales desistieran de llamar a Ciudad Sandino municipio de Francisco Xavier. Pero en definitiva, su mayor legado para Ciudad Sandino fue el haber acertado con nuestro gentilicio.

Y es que un gentilicio debe reflejar con la mayor exactitud posible el origen territorial de una persona. El asunto es más complicado cuando el nombre de un lugar está compuesto de dos o más palabras. Así, por ejemplo, los ciudadanos oriundos de Monterrey, México, son llamados regiomontanos. Regio, como sinónimo de majestuoso, calificativo propio de un rey; Montano, referido a montaña.

En el caso de Ciudad Sandino tenemos casi la misma situación. Si el municipio sólo se llamara Sandino, la simple lógica nos indica que el gentilicio debe ser sandinense. Pero no es el caso. Estamos en presencia del nombre de un municipio compuesto por dos sustantivos, por lo tanto el gentilicio debe responder a esas dos especificaciones. Y por supuesto, con el perdón de nuestro atrevido alcalde y miembros del concejo de Ciudad Sandino, el gentilicio correcto en este caso es “citasandinense”.

Pero, ¿por qué razón?, se preguntarán algunos lectores no muy duchos en estos asuntos. Sencillo. “Cita” viene de citadino. Citadino es la forma de identificar a las personas que nacieron y crecieron en la ciudad, así como se llama campesinos a los que viven en el campo. Pero como está también de por medio la palabra Sandino en el nombre de este municipio, entonces deducimos también “sandinense”, la lógica nos lleva a la formación de un gentilicio compuesto contracto. Contracto porque en vez de
poner citadinosandinense, decimos “citasandinense”.

Concluyo esta nota para recalcar que el asunto de los gentilicios de un municipio, ciudad, departamento o país, no es comidilla de autoridades políticas, sino más bien de gente que conoce algo de gramática, aspecto que desconoce nuestro atrevido alcalde Raymundo Flores y los concejales citasandinense. Sirva además este artículo como un homenaje el recordado periodista Bernardino Rodríguez, brillante creador del gentilicio de Ciudad Sandino.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus