•  |
  •  |
  • END

Desde que uno sale del avión y entra al edificio del Aeropuerto se nota la pujanza de su economía, alimentada por esa ola billonaria de remesas en dólares, euros, de turismo e inversiones nostálgicas de cuzcatlecos residentes en el exterior, que gracias a que la mayoría ha legalizado su permanencia en los países donde trabajan, visitan el lar nativo por lo menos una vez al año.

Lo interesante de esto es que ha ido de la mano de la búsqueda de un Estado de Derecho, logrando institucionalizar debidamente los servicios de seguridad, salud y educación pública, pilares del desarrollo económico y social, que es, además, garantía para la inversión del capital nacional e internacional.

La ciudadanía en general ha mantenido un balance constructivo entre la política, sus ocupaciones y negocios, que para mí han sido un ejemplo de cómo mantener las operaciones y funciones bursátiles al margen de la política partidista y sectaria.

El fondo vial ha dotado al país de excelentes carreteras, lo cual ha ayudado a desarrollar la infraestructura turística y el sector agrícola industrial. Tanto estas carreteras como las entradas y salidas de las ciudades, están dotadas de una bien diseñada nomenclatura. No hay forma de confundirse y mucho menos de perderse. Hay una limpieza municipal que impresiona -con excepción del centro viejo de la capital- y una nomenclatura de calles bien diseñada.

Algo que aplaudimos es la profesionalidad de los Policías, tanto en la ciudad como en las carreteras. La Policía de Turismo nos dio una demostración de su eficiencia al auxiliar a uno de los miembros de nuestro grupo que había sufrido un pequeño percance en la playa de la Costa del Sol. Ofrecimos remunerarle y de la manera más cortés rehusó diciéndonos que ayudar y servir era la razón de su presencia en las playas. Un acto que vale más que mil anuncios de propaganda. La policía turística usa cuatrimotos y un helicóptero para patrullar las costas.

En cuanto al aspecto político pude observar que en las próximas elecciones del 15 de enero para elegir Representantes a la Asamblea Legislativa, ningún partido obtendrá mayoría y tendrán que legislar por consensos; y sobre los futuros alcaldes, nadie parece tener mayoría en las cabeceras departamentales, ya que la ciudadanía está eligiendo por la persona y no por el partido que representa.

Para la próxima elección presidencial, las encuestas señalan un sólido 40% de indecisos, lo cual deja la elección totalmente abierta, ya que el voto duro del FMLN es de un 25% y el de Arena de un 23%, dejando un doce para los otros partidos.

Arena, el partido que ha gobernado por los últimos 16 años, tiene a su favor unos programas económicos exitosos, tales como los Fondos Viales, de Salud y de Educación, siendo estos dos últimos de gran impacto en la niñez, ya que proveen desayuno, almuerzo y salud preventiva a los escolares del país, todo lo cual ha sido posible sin haber teni do que incrementar impuestos, pero si haciendo realidad su plan de cero evasión de impuestos, así como elusión de los mismos, mal que está arraigado en los contribuyentes.

Aún con todo lo anterior, está latente el espectro de la necesidad de un CAMBIO, que nadie define o explica en detalles, el cual, sin duda, favorece a los partidos de oposición que ofrecen reformas tales como el incremento del salario mínimo, que de por sí, no impacta, ya que siempre lo ha superado la progresista empresa privada que está formada, en su mayoría, por pequeños y medianos negocios.

De lo que sí está seguro el electorado salvadoreño es de que tendrán unas elecciones libres y honestas, garantizadas por un Tribunal Supremo Electoral, que no sólo acepta, sino que invita a observadores internacionales y nacionales, lo cual garantiza la pureza del proceso y le da prestigio mundial. Seguiremos la próxima semana, en EL ARCHIVO XXV, ya que hay interesantes tópicos que comentar, entre los cuales están los nicas que trabajan en el Oriente de El Salvador.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus