•  |
  •  |
  • END

“Entendimos estas verdades como obvias,
que todos los hombres son igualmente creados,
dotados por su creador
con ciertos derechos que no se enajenan,
entre ellos siendo la vida, la libertad
y la persecución de la felicidad”

Thomas Jefferson


Hace unos días, en las páginas de este mismo diario, leí con atención los artículos de opinión de Carlos Fonseca Terán, Don Onofre Guevara y otros señores conmemorando con alegría el aniversario de la Revolución Cubana. Sus comentarios me hicieron preguntarme ¿Será que los disidentes cubanos y sus familiares celebran con la misma alegría esta fecha? o ¿Podrán opinar libremente como nosotros lo estamos haciendo? Desgraciadamente creo que la respuesta es ¡NO! Son éstas las situaciones que también me hacen preguntar: ¿cuál es la diferencia entre un régimen dictatorial de derecha como el Somocista y un régimen opresor comunista de izquierda como el de los hermanos Castro en Cuba? Por sus hechos parece que no hay gran diferencia, ambas, sencillamente, son dictaduras.

Afortunadamente en Nicaragua los que pensamos diferente o “disentimos” todavía no debemos abandonar el país para poder opinar, como tristemente lo han hecho miles de cubanos que viven en el exilio, o enfrentar la cárcel por simplemente criticar al régimen.

Seguramente, como todo en la vida, existe un lado bueno y uno malo de la película, pero de lo que sí estoy seguro es de que no todo es digno de celebración en este aniversario; pues por desgracia no todos acabamos de entender la crucial importancia que la libertad y los derechos humanos juegan en la vida e historia de todo sociedad, más aún en las sociedades latinoamericanas.

Es imposible creer que en Cuba todos sus habitantes gocen la posibilidad de elegir cómo actuar y opinar, cómo vivir su vida o decidir quién los gobierne. ¿Quién decidió que Fidel fuera su presidente o Raúl su sucesor? Desafortunadamente a los cubanos durante más de 50 años les han robado la posibilidad de ejercer su libertad y de decidir hacia dónde ir y escoger quién quiere que los gobierne.

Son evidentes las razones por las que diariamente centenares de cubanos y cubanas arriesgan sus vidas para huir por mar en precarias embarcaciones hacia las costas de la Florida, por su puesto que su motivación es sumamente fuerte: la búsqueda de su libertad, escapando de un sistema político, económico y social opresor que convierte a toda la isla en una enorme prisión perpetua de precariedades y pobreza, donde además se encarcela ilegalmente y se tortura a los disidentes, se restringe la libertad de comerciar, se limita los canales y programas de televisión que se pueden ver, la radio que pueden escuchar y hasta lo que cada uno puede comer semanalmente.

Por desgracia, los logros en los campos de la salud y la educación cubana se opacan y diluyen ante las múltiples denuncias y evidentes pruebas del totalitarismo castrista que viola los derechos humanos y libertades elementales de nuestro hermano pueblo cubano.

Probablemente Cuba sería un ejemplo importante para Latinoamérica, si lograra consolidar sus logros sociales sobre las bases del irrestricto respeto de todos los derechos y libertades que como seres humanos todos los cubanos poseen desde antes de su nacimiento.

Ninguna revolución gozara de legitimidad política y reconocimiento histórico si niega lo innegable a su pueblo, reprimiéndolo e imponiéndole un régimen antidemocrático que ejerce sin control un poder brutal, duro y discrecional que se traslada espuriamente de un hermano a otro sin el consentimiento del pueblo cubano.

La educación, salud y cultura son vitales en cualquier parte del mundo, pero sin libertad y democracia no son más que amargas concesiones del poder totalitario y dictatorial.

Los jóvenes y la sociedad nicaragüense en general debemos ser solidarios con el pueblo cubano, promoviendo el entendimiento y la transición democrática tan deseada y esperada, exigiendo la excarcelación de centenares de disidentes y la realización de elecciones libres y transparentes, para que el próximo aniversario de la Revolución Cubana sea mucho más feliz para todos.


*Dirigente de la Juventud del Partido Conservador

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus