Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

No en mi nombre las obscenas violaciones a la justicia de parte de los políticos corruptos, que, sin vergüenza alguna, liberaron de cargos a Arnoldo Alemán.

No en mi nombre la liberación del asesino de Carlos Guadamuz.

No en mi nombre los juicios inventados contra Carlos Fernando Chamorro, Juanita Jiménez y Sofía Montenegro.

No en mi nombre el nuevo pacto aberrante en la Asamblea Nacional, que convierte a nuestro pueblo en rehén de los intereses de políticos corruptos.

No en mi nombre quien fuera alguna vez un respetado profesor universitario, leyendo la sentencia absolutoria de Arnoldo Alemán.

No en mi nombre la compraventa de diputados, magistrados y otros funcionarios
No en mi nombre los bazukazos, la corrupción de los jóvenes de los barrios, la violencia, las intimidaciones.

No en mi nombre las calumnias y descalificaciones del gobierno en contra de la oposición democrática.

No en mi nombre la presión sobre trabajadores públicos honestos, obligados a participar en la politiquería gobiernista por temor al desempleo.

No en mi nombre las prácticas clientelistas que intentan comprar votos y conciencias.

No en mi nombre la manipulación del lenguaje patriótico y/o religioso de las mafias que están en el poder.

No en mi nombre el irrespeto al pueblo de Nicaragua, cada vez más empobrecido.

¡No en mi nombre! ¡No en nombre de miles de nicaragüenses que queremos democracia con justicia y dignidad!