•  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtió que la crisis económica puede llegar a ser sin precedentes y que es preciso actuar "rápidamente", durante una reunión con líderes del Congreso .

El presidente manifestó también que ha estado recibiendo graves noticias sobre el estado de la economía en las reuniones informativas diarias que instituyó luego de asumir su cargo el martes. "Francamente las noticias no han sido buenas, cada día aumenta mi preocupación por los problemas que estamos teniendo, no sólo por las pérdidas de empleos sino también por las inestabilidades del sistema financiero".

El presidente señaló que la segunda mitad de los 700.000 millones de dólares destinados al rescate financiero de la industria que está siendo discutido en el Congreso, debe ser utilizada con más responsabilidad que la primera mitad utilizada por el gobierno de Bush.

Obama está consciente de que fue un "gran peso" para el Congreso aprobar rápidamente un estímulo de casi 800.000 millones de dólares, pero al parecer los legisladores lo enviarían a su despacho a mediados de febrero.

Obama estuvo acompañado en la reunión por la presidenta de la Sala de Representantes Nancy Pelosi, el líder republicano John Boehner, el senador demócrata Harry Reid y por líder republicano en el Senado Mitch McConnel.