Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Del 16 al 21 del presente mes, casi un centenar de poetas procedentes de cincuenta y dos países de todas las regiones del mundo, se congregarán en la ciudad de Granada para participar en el V Festival Internacional de Poesía.

Desde su primera convocatoria, hace cinco años, el Festival representa el acontecimiento cultural más importante que se celebra en Nicaragua anualmente.

En esta quinta ocasión, asistirán al Festival poetas de mucho prestigio internacional. Un buen número de ellos han estado presentes en los festivales anteriores. Sin embargo, entre todos ellos, esta vez el más famoso de los asistentes será, sin duda, el ruso Yevgeny Evtuchenko, poeta, actor, novelista y director de cine, nacido en Siberia, Rusia, en 1933 y actualmente catedrático de la Universidad de Tulsa, en Oklahoma, Estados Unidos. Se trata de uno de los más reconocidos poetas rusos del período post-stalinista, autor de numerosos libros y de fama mundial.

El lema de esta quinta edición del Festival es “La poesía es la conciencia de la tierra”, que equivale a decir que es la conciencia de la humanidad. Decía, con sobrada razón, Luis Cardoza y Aragón que “la poesía es la única prueba concreta de la existencia del ser humano”. Como en años anteriores, el programa del Festival comprende no solo una copiosa y rica lectura de poemas por los poetas invitados, nacionales y extranjeros, sino también ferias del libro y de las artesanías, exposiciones de pintura, incluyendo, esta vez, un homenaje al Maestro Leoncio Sáenz; presentaciones de libros, revistas y antologías, conciertos, bailes folklóricos, etc…
En el programa, como en años anteriores, está previsto un Encuentro de poetas nacionales e internacionales y el Carnaval poético “Entierro del engaño y la mentira”, que ojalá logre su propósito por su abundancia entre nosotros. En el Carnaval desfilarán comparsas de todas las manifestaciones del folklore nicaragüense. En cada esquina del trayecto, leerán poemas un buen número de los poetas invitados. También contempla el programa un homenaje a la Costa Caribe nicaragüense.

El día viernes 20, el Festival dejará su sede oficial, la ciudad de Granada, que en esos días se transforma en la “capital mundial de la poesía”, y se trasladará a Nandaime, Masaya, Niquinohomo, Diriomo, Masatepe, San Marcos, Diriamba, Jinotepe, Rivas, León y Managua. En todas estas once ciudades ofrecerán recitales los poetas invitados.

Al concluir el Festival, el día sábado 21 de febrero, se espera que los poetas participantes suscriban un documento de apoyo a las gestiones que se están realizando para que la ciudad de Granada sea declarada “Patrimonio de la Humanidad” por la Unesco.

Los festivales anteriores fueron dedicados a altos exponentes de la literatura nicaragüense: Joaquín Pasos, José Coronel Urtecho, Pablo Antonio Cuadra, Ernesto Cardenal, Fernando Silva y Salomón de la Selva. Este año, el Festival está convocado en honor de nuestro gran poeta loco, metafísico y surrealista, Alfonso Cortés (1863-1969), autor de una de las poesías más singulares de nuestra literatura. Una Mesa Redonda dedicada al estudio de su vida y obra forma parte del Programa del Festival.

Alfonso Cortés, junto con Salomón de la Selva y Azarías Pallais, representan el auténtico relevo poético de Rubén Darío a quien, sin imitar, supieron dar continuidad en la línea de innovación que el Maestro Rubén inauguró.

Alfonso Cortés se adelantó a su época. Modernista, en sus comienzos, luego produjo una poesía que fue más allá del Modernismo. Esa poesía, calificada de genial por sus críticos, resulta difícil de encasillar, por lo que tiene de tan personal y tan suya. Por eso, Ernesto Cardenal, acertadamente, la llama “alfonsina”, por la marca inconfundible de su autor.

El Festival es organizado por una directiva cuyo presidente honorario es el Vicepresidente de la República, Lic. Jaime Morales Carazo; su Presidente, el poeta Francisco de Asís Fernández, y sus Secretarios Ejecutivos, Gloria Gabuardi y Fernando López.

Por los preparativos realizados, todo hace pensar que el V Festival, como los anteriores, será un gran éxito. Y lo más notable es que se trata de un esfuerzo promovido y financiado por el sector privado, con el apoyo de los medios de comunicación, los organismos internacionales y el gobierno.