Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

No creo que pasen siglos para que nuestro pueblo “deje de ser cosa amorfa y moldeable en las manos de políticos expoliadores…” Como también firmemente lo creo, que un día no lejano dejará de ser su “instrumento con el cual se enriquecen de forma ilimitada sin pausa y sin tiempo (los políticos).”

He dividido en dos partes la pregunta que Don Onofre Guevara se hace en reciente artículo publicado el pasado martes 4 de diciembre, cuyo título es “Equipo FSLN con el uniforme de los CPC”, por interesarme sobremanera ambos aspectos , y dedico este artículo para analizarlos brevemente.

Primera: Un pueblo sin formas determinadas (amorfo) y moldeable, equivale a decir que “puede ser manejado”

En efecto, nuestro pueblo, que por su bajísimo nivel cultural, desde la colonia hasta los Somoza fue dirigido dócilmente, a veces, otras a base de palo y plomo, y la más con pan y circo. (Léase Baseball y guaro con nacatamal). No importa destacar quiénes usaron la persuasión con el pan y el circo, como tampoco quienes el palo y las balas.

Lo interesante es la triste realidad de que los políticos de turno lo llevaron del timbo al tambo, manoseando, maltratando y manipulando su voluntad, al punto de que algunas veces aclamaron o lanzaron vítores al Dictador de turno. Y fueron cambiando de líder, conforme éstos les convencían a través de las bases, con sus promesas que nunca cumplen
Sin embargo, este pueblo tuvo una reacción, un despertar, y dijo basta ya. Perdió el miedo a la Guardia Nacional, revelándose para seguir a unos muchachos medio locos y temerarios hasta formar otro ejército (loco) de liberación, que esta vez sí triunfó. El resto es historia patria.

¿Y qué pasó después de la caída del último Somoza?
No sé, pero diría el suscrito, que pasaron muchas cosas. Hubo un desencanto y después de otro periodo de paz relativa, llegamos a nuestros días con la pareja presidencial actual, emulando a Tacho y Doña Salvadora, pero que por desgracia no poseen ni las capacidades, ni su potencial, como señala oportunamente el Dr. Andrés Pérez Baltodano en otro interesante artículo publicado el mismo día, también en END. Entonces el pueblo que debió tomar forma, se vuelve amorfo. Pero cabe señalar que este pueblo ya no tiene ni la incultura ni el miedo de entonces.

Segunda: Nuestro pueblo, el respetable, el responsable de los triunfos tanto de los líderes o gobernantes de turno, como de la gloriosa revolución (hoy historia) del ayer (1979)”se convierte en instrumento con el cual se enriquecen en forma ilimitada, sin pausa y sin tiempo los políticos de nuestra nación”. Todos, sin excepción, han succionado el erario, enriquecido a sus familiares, amigotes y compadres. Aquí no podemos salir hablando de corruptos o virtuosos. Los que virtuosamente se robaron el país, tienen tanta participación en lo del “enriquecimiento” como los que posterior o anteriormente lo hicieron a través de transacciones inverosímiles --como les llamara el Dr. Pedro Joaquín Chamorro-- o metiendo mano en las donaciones y otros ingresos que forman el patrimonio del Estado.

Conclusión
El historiador Dr. Andrés Pérez Baltodano, recomienda al FSLN refundar dicho partido. Don Onofre no recomendó lo mismo, pero reconoce que la confusión FSLN y CPC implica, lógicamente, la simbiosis Estado-Partido. Y aunque no haga recomendaciones específicas al respecto, critica --con mucho acierto-- la forma cómo la pareja presidencial conduce al FSLN por un lado y por otro señala claramente la pretensión de los gobernantes de presentar en sociedad al partido rojinegro con un nuevo traje: Los Consejos del Poder Ciudadano.(CPC)
Sería recomendable para los asesores de la pareja presidencial que lean y relean ambos artículos de opinión; analizando a la luz de la recta razón su contenido. Los autores son destacadas personalidades del pensamiento de izquierda.

Cuánto ganaríamos los pueblos, especialmente los de Nicaragua y Venezuela, si nuestros gobernantes se dedicaran a dirigir sus mejores esfuerzos en pro de la consecución del bien común para sus conciudadanos; y no en gastar sus energías para promover su imagen a nivel mundial.

Acastell46@yahoo.com