•  |
  •  |
  • END

El mandador de mi finca acostumbra decir después de inspeccionar las tareas hechas bajo su supervisión, que “cuentas claras conservan amistades” y queda satisfecho con lo que me enseña, siguiendo un plan de trabajo, el cual trazamos juntos. La verdad es que dicho refrán popular es muy sabio.

Los problemas surgidos con el Programa Hambre Cero, con Inpesca, los Rezadores de las Rotondas, los millones aprobados por la aplanadora de Concejales Sandinistas en la Alcaldía de Managua, y otros casos notorios dentro de las Instituciones del Estado, se deben a la falta de claridad en la administración de los Programas del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional. Los Proyectos se tambalean y ruedan cabezas entre los responsables de echarlos a andar.

¿Qué gana el Partido FSLN con su actuar misterioso, enigmático y compartimentado? El Gabinete de Gobierno es igual a Shakira. La relación con los medios es horrible. Y precisamente por el mismo misterio y la compartimentación que el Gobierno suele practicar.

La Insurrección popular ya pasó, y estamos a más de treinta años. El clandestinaje, la intriga, el sigilo y otras acciones similares, no encajan, con la realidad del siglo XXI, en el que la Internet y otras herramientas de la globalización te obligan a ser transparente y hasta reformista. Lo contrario es ser retrógrado o inepto, que es peor.

¿Me pregunto si el Gobierno actual no sabe otra cosa más que agitar masas, actuar a escondidas, gastando sin darle cuentas a nadie, el dinero del pueblo nicaragüense y de los pueblos del mundo que nos ayudan? Y mi respuesta lógica es un rotundo NO. Las administraciones del periodo 1979-1990. DOS, pero una sola: La Junta de Reconstrucción Nacional y Daniel Ortega. (La misma cosa) Destruyeron Nicaragua, aunque fue culpa compartida. Por un lado Somoza que no quería salir, y por el otro los famosos muchachos que de Administración Pública no sabían ni m...

Hoy, en cambio tenemos un asesor y un gabinete económico, conformado por millonarios de nuevo cuño, y personas muy hábiles. Un Presidente del Banco Central, de poco hablar y mucho actuar: respetuoso de la Ley y los compromisos económicos del Estado. En el Seguro hay un hombre joven y reformista. En Hacienda y Crédito Público. Así como en el MTI un excelente Economista forjado en el Banco Central, y un Empresario Constructor de éxito respectivamente y podría mencionar otros...

¿Entonces? ¿Cuál es el misterio para no ser transparentes señores del Gobierno? Alguien debe explicar al verdadero pueblo a ese 62 ó 65% que no votamos por el susodicho Comandante. ¿Qué hace el Gobierno con el dinero del pueblo? Decía Barack Obama en su discurso inaugural hace un mes: “A aquellos líderes alrededor del mundo que buscan sembrar conflicto o culpan sus males sociales a Occidente sepan que vuestras gentes (pueblos) les van a juzgar por lo que han construido, no por lo que han destruido.”

No existe una Procuraduría de Justicia, Contraloría General, Fiscalía, en fin, instituciones serias y creadas precisamente para que se defienda, administre y ejecuten las políticas públicas de acuerdo con la Ley o Leyes existentes. ¿Con qué derecho y basado en qué poder omnímodo el Gobierno actual hace y deshace gobernando conforme a decretos, habiendo para ello leyes de la materia claras y específicas que rigen y señalan la forma de gobernar en cada caso concreto?
¿Quién les ha hecho la vida miserable -al actual Gobierno y sus colaboradores- como si ellos la hicieron a las tres administraciones anteriores mal llamadas neoliberales?
Entonces dejen de fastidiar a la gente, y expliquen las políticas públicas en forma sencilla. ¿O es que la suma prudencia y sabiduría del Gobierno solamente ha servido para no destruir a los medios y dejar las edificaciones intactas? ¿O será por esos designios de la vida que los “virtuosos y pundonorosos” miembros del actual Gobierno no necesitan poner en práctica el sabio refrán de cuentas claras conservan amistades?

Acastell46@yahoo.com