Erick Aguirre
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pablo Kraudy Medina es autor de una buena cantidad de ensayos, estudios, investigaciones y valoraciones críticas sobre diversos temas de gran importancia para la historia, el pensamiento y la literatura nicaragüenses. Fue discípulo del inolvidable profesor Fidel Coloma en la Universidad Nacional durante los primeros años 80, y actualmente se desempeña ahí mismo como investigador y docente. Sin duda uno de los más descollantes.

Con el profesor Coloma colaboró en la edición crítica de algunas obras de Rubén Darío, como Opiniones, El viaje a Nicaragua e Historia de mis libros, publicadas por la Editorial Nueva Nicaragua. En el año 2001 ganó el Premio Nacional de Historia con una investigación sobre las ideas o las tendencias de pensamiento durante la conquista, siendo pionero, junto con Karlos Navarro y Erwin Silva, en el abordaje serio de la Historia Social de las Ideas en Nicaragua.

Kraudy también colaboró como editor para el ordenamiento y publicación de las voluminosas obras completas de Alejandro Serrano Caldera, publicadas por Hispamer en 2008, 2009 y 2010. La edición apoyada por Kraudy ofrece una continuidad coherente y esencial de los escritos filosóficos y políticos de Serrano, junto al abordaje de otros temas no menos importantes como la ética, el arte y el papel de la universidad en nuestras sociedades.

Entre otras obras importantes como “dariísta” Kraudy ha publicado Modernidad, democracia y elecciones en Rubén Darío (2001), colaborando también en la anotación de los Escritos políticos (2010), publicados por el Banco Central de Nicaragua, y cuya edición estuvo a cargo de Jorge Eduardo Arellano. También participó con beligerancia en la primera edición completa en libro (2013) de la novela de Rubén Darío El oro de Mallorca (1914). 

Kraudy transcribió los siete capítulos de la novela (agregando por primera vez el séptimo al conjunto, que por mucho tiempo se consideró extraviado o hasta inexistente) y agregó una nota bibliográfica y numerosas aclaraciones en las que, entre otras cosas, identifica los modelos de sus personajes en la vida real.

En el volumen Rubén Darío y la condición humana (2016), Kraudy ha reunido ahora ocho ensayos dedicados concretamente a Rubén Darío, a propósito de la conmemoración del centenario de su muerte. En el prólogo Jorge Eduardo Arellano califica el libro de “serio y novedoso”, puesto que aborda “con erudición y lucidez” aspectos recurrentes en la prosa y la poesía del nicaragüense, entre ellos la función cívico-política del escritor, la pasión por el arte, su constante preocupación por los desposeídos, así como temas políticos combinados con dos grandes anatemas finiseculares: la guerra y la paz.

En nota inicial el autor aclara que se trata de ensayos que a partir de diferentes motivos y circunstancias eventualmente aparecieron en publicaciones periódicas durante las últimas dos décadas; ahora reunidos e hilvanados por “la aspiración de construir una imagen de la sensibilidad humana del mayor de nuestros poetas”.

El volumen despunta con una semblanza introductoria de Rubén Darío como escritor y como ser humano; aborda la dimensión y la conciencia literaria de Darío como “creador activo, poseedor de una conciencia poética rigurosa y de una rica y variada cultura”; destacando además “la simbiosis artista-pensador y poeta-pensador, por la que el pensador y el artista son uno mismo”.

La semblanza contiene un interesante acercamiento a la dimensión humana de Darío, es decir, “el poeta-persona” ante aspectos de la vida y de su propia vida como el amor, el sexo, la pobreza, el vacío familiar, la amistad, la añoranza de la patria, en fin: su condición de hombre inmerso en lo cotidiano y de “poeta tendiente a la eternidad”. 

La última prospectiva de este libro es un ensayo sobre la guerra y la paz como prolegómenos recurrentes en la obra, el pensamiento y el ánimo de Darío a lo largo de su vida; un recorrido analítico por los numerosos textos darianos en los que el axioma guerra-paz se revela constante; concebida en ellos la guerra como peligro o reiteración trágica, y la paz como anhelo humano quizás inalcanzable.

El texto concluye con un riguroso examen del poema “Pax”, en el que Darío alerta a América respecto a la “grandeza trágica del momento histórico” que significó el inicio de la Primera Gran Guerra del siglo XX. Hay que leerlo.

* Escritor y periodista.