Gustavo-Adolfo Vargas*
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Es muy difícil enfocar los esfuerzos en una única dirección frente al drama ignominioso de la muerte de cientos de miles de civiles en Siria. Ataques terroristas en distintas ciudades de África, Europa y el Medio Oriente; persecución de minorías en Myanmar (Birmania), limpieza antidrogas en Filipinas, recrudecimiento de crímenes de odio en varios países de Occidente, etcétera.

En este año 2017, a nivel mundial está creciendo la incertidumbre económica y política por las medidas a tomar de Donald Trump, y por las elecciones presidenciales en varios países que pueden cambiar el orden mundial ya establecido.

En octubre de 2016, el pueblo colombiano dijo “No”, en un referéndum al acuerdo de paz alcanzado entre el Gobierno y las FARC. El presidente Juan Manuel Santos, declaró que iba a continuar trabajando hasta obtener un compromiso que satisfaga a todas las partes. Tal promesa culminó con la ratificación del Acuerdo firmado en noviembre y posteriormente aprobado por el Congreso. Aún falta negociar la paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

El 19 de febrero (2017), se celebrarán en Ecuador las elecciones presidenciales para elegir al nuevo presidente que sustituya a Rafael Correa, quien lleva 10 años en el poder. Las encuestas señalan una ventaja del exvicepresidente Lenin Moreno.

En abril Turquía podría someter a referéndum una reforma constitucional para dar más competencias al cargo del presidente del Gobierno; después del fallido golpe de Estado y varios atentados terroristas, el presidente Recep Tayyip Erdogan, goza de una popularidad sin precedentes. Sus opositores temen que esto provoque un aumento del autoritarismo del mandatario hacia una dictadura.

A mediados de mayo son las elecciones presidenciales en Irán, el actual presidente Hasán Rohaní buscará su reelección. Con su llegada al poder supuso relativa calma en las tensas relaciones internacionales de su predecesor Mahmud Ahmadineyad, quien en junio de 2015 firmó un acuerdo nuclear con Alemania, China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia.

En octubre, China celebrará el 19° Congreso del Partido Comunista, donde determinarán el camino a seguir durante los próximos 5 años. El secretario general del partido seguirá siendo el presidente XI Jimping, hasta el 2022, lo acompañará un comité permanente renovado que puede afectar las reformas económicas pendientes del país. 

China tendrá que hacer frente a las nuevas tensiones comerciales con Estados Unidos, con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, quien además podría reconocer oficialmente la soberanía de Taiwán.  

En Birmania (Myanmar), la minoría musulmana rohinyá es masacrada por el ejército. Tres grandes compañías entraron al país: Chevron (Estados Unidos), Total (Francia) y British Petroleum (Reino Unido). Tales países pertenecen al Consejo de Seguridad de la ONU y conforman “Coalición”, cuyo lema es: “La defensa de la democracia global” y que aparece en cada conflicto bélico. 

El 19 de noviembre, en Chile se realizarán elecciones presidenciales y parlamentarias. En caso de haber una segunda vuelta, esta será celebrada el 17 de diciembre, a la que no concurrirá la actual presidenta del país, Michelle Bachelet. La victoria de cualquier partido de la derecha, puede suponer un cambio en las relaciones con los gobiernos de izquierda de América Latina y Estados Unidos.

El pasado mes de diciembre (2016), la Reserva Federal (Fed) anunció una subida de los tipos en un 0.25%, hasta situarlo en 0.75%; se trata de la primera subida de tipos desde 2015 y la segunda desde el 2006. La Fed anticipó tres nuevos incrementos en 2017, frente a los dos que había previsto en septiembre (2016), lo que dejaría a los tipos en el 1.4% a finales del presente año.

El petróleo, inflación, crisis financiera, los refugiados, dictaduras, armas nucleares y las amenazas desde la OTAN, etc.; son los grandes factores que provocan: miseria, hambre y desigualdad social que asolan vastas latitudes, peligrando incrementarse más. 

Sin embargo, la utopía liberada de toda mitología, es una categoría mayor de la filosofía de la esperanza con un sentido positivo en todo proyecto de un mundo justo, que implica la crítica del presente; siendo necesaria como imagen movilizadora de energías humanas para guiar la praxis, convirtiéndola en motor de la historia.

Diplomático, jurista y politólogo.