Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Previo a las elecciones municipales fuimos visitados por una compañera candidata a Concejal de nuestro partido el FSLN, a fin de que apoyáramos el proceso electoral, que visitáramos a los compañeros que se habían ido del partido, a los inactivos, a los MRS y en fin, que hiciéramos un trabajo de convencimiento para que fueran a votar en la casilla 2. Logramos no sólo integrar a la militancia excluida por el secretario político del FSLN en el Distrito 5 en una estructura paralela para fortalecer lo que no podían hacer quienes dirigían al Frente en nuestros barrios, además muchos compañeros se integraron a nivel municipal y trabajaron en el Centro de Cómputos; trabajo hoy reconocido por el Secretario de Organización del FSLN, compañero Lenín Cerna. Nuestro Centro de Votación, el 499, ganó 11 y empató 1 de 12 JRV.

Nos prometieron que una vez pasadas las elecciones todo iba a cambiar y que vendría un proceso de reorganización partidaria. Que la unidad era la bandera del Comandante Ortega, y que sobre esa línea se movería el partido.

Posterior al triunfo electoral municipal, las promesas cambiaron, nos decían que la reorganización interna tenía que ser poco a poco, que no podíamos abrir otro frente de guerra a lo interno del partido, cuando teníamos ataques por todos lados de parte de la derecha y una crisis, y era cierto --sabemos que la derecha producto del financiamiento externo está constantemente saboteando este nuevo proceso, y que la crisis es mundial y nos está afectando económicamente--, sin embargo, podíamos reorganizarnos en cada barrio y formar nuestros Consejos Sandinistas, que serían atendidos incluso directamente desde el departamental. Una a una se conformaron las nuevas estructuras dirigidas por sandinistas propios de aquella generación que dio grandeza a Nicaragua, los sandinistas formados por la Revolución de los 80 y que durante los 16 años de neoliberalismo estuvieron a cargo de todos los procesos electorales; así surgieron en los barrios Germán Pomares, 30 de Mayo, Sócrates Sandino, Eduardo Contreras y a la vanguardia el Enrique Gutiérrez aprovechando la estructura paralela que trabajó durante las elecciones municipales y que garantizó el triunfo electoral municipal.

Sin embargo, esto no ha sido bien visto por el Distrital 5, y hemos encontrado más división, mayor fraccionamiento de la militancia, mayores heridas abiertas, compañeros que antes nos tratábamos como hermanos hoy nos vemos como enemigos, la derecha se ríe en nuestros barrios al ver los pleitos entre hermanos. Primero fue el Enrique Gutiérrez el pasado 21 de febrero, durante un acto político-cultural en ocasión de celebrar el 75 aniversario de la muerte del General Sandino, bajo órdenes de Juan Ramón Cardoza, Secretario Político Distrital, una decena de hermanos sandinistas de los barrios vecinos trataron de parar la actividad “porque no habían órdenes de Cardoza de celebrar a Sandino”, como si nuestro héroe necesitara permiso para recordarlo; no pudieron porque éramos centenares de sandinistas celebrando y la oportuna presencia de la Policía Nacional. Y siguió este 1 de marzo el Germán Pomares, donde los sandinistas locales trataban de organizar una celebración en ocasión de constituir su Consejo de Liderazgo Sandinista, esta vez las órdenes del Secretario Político fueron cumplidas, no permitir más CLS que los ya existentes. “No hay puertas abiertas para que nadie llegue al Frente; los que están esos son y no hay nadie más”. Cumplieron, no por el temor de la militancia congregada en la Casa Comunal de este barrio, sino por la prudencia de esos militantes que les tocó vivir los momentos más duros de la lucha sandinista –la guerra de liberación y la guerra de agresión norteamericana- quienes decidieron posponer su celebración para no abrir más heridas, ni derramar sangre sandinista.

Hace no mucho nos decía el Cmdte. Ortega “hoy más que nunca…tenemos que fortalecer la Unidad entre todos los hermanos…, independientemente, de las contradicciones que puedan existir, porque existen, lo sabemos;… los sandinistas tenemos que tener la sabiduría de trascender nuestras contradicciones y fortalecer la Unidad. Toda esa fortaleza de espíritu, toda esa capacidad combativa… toda esa energía tenemos que volcarla, no los unos contra los otros, sino que tenemos que volcarla contra el enemigo común…sin exclusión,... con las puertas abiertas para todos aquellos hermanos de clase, que estén dispuestos a librar la batalla; …y les decimos a ellos: las puertas del Frente Sandinista … están abiertas para todos ustedes, para que juntos emprendamos este Nuevo Camino”.

Pero, cómo debemos acoger este mensaje, cuando muchos sentimos que hemos sido maltratados por la dirigencia de los distritos. ¿Cómo dejar que las contradicciones pasen a un segundo plano, sin ninguna respuesta inmediata a las exigencias de cambios por parte de las bases? ¿Cómo dejar que las contradicciones pasen a un segundo plano, si en los territorios ese llamado de Unidad hecho por el Cmdte. Ortega ha sido prédica en el desierto por algunos Secretarios Políticos?
A veces no logro entender porqué las órdenes del Secretario General del FSLN no se cumplen en las estructuras inferiores. Cuando a fines de junio de 2008 nos “infiltramos” –esa es la palabra que usan los compañeros de la “estructura” para referirse a nosotros cuando nos hacemos presentes en las reuniones o asambleas donde hay sandinistas, “infiltrados”- en una asamblea de “líderes” en el Distrito 5, el nuevo secretario político departamental Edgardo Cuaresma hablaba de la orden del Cmdte. Ortega “UNIDAD”, eso les exigió a todos los CLS, “busquen a los compañeros, intégrenlos de nuevo”, “sean humildes”, “recuerden que solo el sandinismo puede destruir al sandinismo”. En esa ocasión el Secretario Distrital 5 aprovechó para decir que “hay que integrar a los compañeros pero que no llegaran a mandar” -nadie quiere llegar a mandar, suficiente lo hicimos en la década de los 80 cuando cada uno de nosotros tuvimos bajo nuestro mando a muchos compañeros que defendíamos la Revolución-, también dijo que “era una meta para este distrito seguir creciendo, crear nuevos CLS”, le tomamos la palabra y nos hemos topado con una lucha sin cuartel, casi infernal en contra nuestra, como si de verdaderos enemigos se tratase. No es ésa la unidad que queremos.

Al igual que otros compañeros, creo que es oportuno hacer un alto, dejar las cosas a como están, y dejar que el tiempo sea quien diga quién tiene la razón, así lo dijo nuestro General en el Manifiesto de San Albino: “Pueblo hermano: al dejar expuestos mis ardientes deseos por la defensa de la Patria, os acojo en mis filas sin distinción de color político, siempre que vuestros componentes vengan bien intencionados, pues tened presente que a todos se puede engañar con el tiempo, pero con el tiempo no se puede engañar a todos”.

Sólo el tiempo nos dirá si el sandinismo prevendario que hoy colma las estructuras del Distrito 5 o la militancia vieja, esa vieja guardia que siempre ha estado al pie del cañón sin esperar nada a cambio y que siempre estará allí dispuesta a darlo todo por su partido y por su pueblo; quien tenga la razón. A pesar de ser cierto lo dicho por el comandante Ortega en alguna ocasión, que los nicaragüenses “aprendimos a alzar la voz” y los sandinistas aprendimos muy bien y nadie nos podrá callar, porque este partido es nuestro y nos hemos ganado el derecho de militar en él con nuestra sangre, creo que la prudencia debe ser nuestro norte, esa prudencia que evitó que se derramara sangre sandinista en ambas actividades, por la arrogancia de un Secretario Político distrital que en las recientes elecciones municipales no sólo perdió en su barrio (14 de septiembre) y en sus principales reductos.

“…El Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, no desea ir solitario al campo de la lucha revolucionaria, ya que ningún nicaragüense, sean cuales fueran las opiniones que sustente, puede ser privado del derecho de defender el ideal popular…” Cmdte. Carlos Fonseca.

“Desde el punto de vista revolucionario, no importan las discrepancias; lo que importa es la honestidad con que se opine. De las contradicciones saldrá la verdad”. Cmdte. Fidel Castro.


* Militante del FSLN, Barrio Enrique Gutiérrez. johanni_miranda@hotmail.com