Jorge Isaac Bautista Lara
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al buscar el significado de pregonero, se encuentra en los diccionarios que pregonero es la persona que tiene por oficio el hacer público algo o alguna cosa. También se le da el significado de encargado de divulgar lo que se ignora o el hacer notario algo que no se conoce.

En España antiguamente y en sus colonias; se ocupaba a estas personas para que diese en difusión en altavoz, poner en conocimiento público aquello que se quería hacer saber a una población. Hoy solo se conserva en los ayuntamientos y poblados pequeños. Conservando estos empleos, para dar a conocer acuerdos de trascendencia general y urgente al vecindario cercano. Igual se ocupa para anuncios comerciales o circunstancias como pérdidas de objeto.

Se utilizó también en lo judicial, donde su función consistía en acompañar a los reos pregonando por donde pasaba el delito y las penas de muerte o los azotes públicos, para imprimir mayor vergüenza a los implicados.

Como un dato aparte y fuera de lo cotidiano está el nombre de pregonero en lo geográfico como nombre de ciudad; es el caso de la capital del municipio de Uribante, municipio Táchira en Venezuela. Pero regresando a lo nuestro; algunos países de Europa tienen pregoneros que se ubican en teatros para anunciar la función de teatro o concierto del día. En Managua este oficio y actividad se está desarrollando a pasos acelerados.  A su nacimiento se le puede ubicar una fecha a partir de la implementación del pago con tarjetas TUC  (recargables) en los buses; sistema Mpeso. En su momento se dieron denuncias negativas en los medios sobre abusos en los cobros por marcar con tarjetas a personas que no llevaban en ese momento tarjetas. Pero en la medida que ha pasado el tiempo, poco a poco su comportamiento y precio se ha ido autorregulando, ubicándose en  C$ 2.50.

Es decir, el usuario de transporte le da al pregonero C$ 5.00 en total,  y este a cambio le marca con su tarjeta el bus. No existe en esto ningún acto de ilegalidad; inversamente se están organizando de manera espontánea ante las mismas narices de Irtramma. Con lo que se quiere decir, que la idea de que Irtramma pueda incidir para organizar esta actividad resultaría muy positiva. Su utilidad se ha comenzado a notar por los buseros al liberarles de tener que lidiar con pasajeros que no andan con tarjeta o no tienen recarga, dejando esta solución al “pregonero de los buses”. Para el pasajero es una bendición encontrar un pregonero cuando ha quedado sin saldo en su tarjeta, la ha olvidado o en el peor de los casos se la han sustraído.

Otro fenómeno ha iniciado a la par de este oficio, en las paradas de buses más concurridas de Managua, y es que los pasajeros se agitan menos en cuanto a estar pendientes del bus o ruta. Esta función la han ido asumiendo los pregoneros (de ahí su nombre), que con ojo de águila detectan a la distancia y anuncian con tiempo la ruta que está por llegar, pregonando a la par de ello su servicio de pago con tarjeta. Es un oficio que no tiene asignada edad específica, ni sexo u oficio de referencia previa

. No tiene tampoco empleador ni uniforme. Su horario es libre; determinado por horas picos y paradas de buses de mayor asistencia. El pregón de la ruta se anuncia a viva voz y con fortaleza, y en muchos casos ellos mismos ayudan a organizar las filas de entrada o colaboran con las maletas del cliente que ha pedido su servicio. Sin embargo, a como se dijo, nadie los organiza. No se les da camiseta distintiva fosforescente que les identifique y que evita que un bus les pueda golpear, en tanto en muchos casos están directamente en la carretera con vestimenta a veces oscura que les arriesga. Ni se les ha proporcionado gorra cuando se exponen al inclemente sol. Surgen de manera espontánea, y son personas de extracción humilde que buscan una forma honrada de trabajo e ingreso al hogar. Un pregonero requiere: agilidad, buena voz, necesidad del trabajo, resistencia, fondos en las tarjetas, capacidad de detección del posible cliente, amable con el usuario, amigo de los buseros, salud para aguantar el sol entre otras cosas.

Recordemos cuando surgieron las caponeras y luego los triciclos; la reacción fue lenta y tardía. Lo que originó más problemas en su control posterior. Es una oportunidad temprana para organizarles por su tendencia a un aumento, darles  dirección de manera que  colaboren; lo que implicaría dotarles de uniformes y gorras. Ellos son los pregoneros de buses. ¿Qué hará Irtramma? Nos quedamos a la espera.