Migdonio Blandón B.
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Iglesia Católica en todas sus parroquias,  de manera especial como preparación a la celebración con verdadero fervor cristiano de los días  de  Semana Santa, hace una convocatoria de fieles para que, voluntariamente, se ofrezcan a misionar la palabra de Dios. Quienes se ofrecen, después de recibir una fluida explicación del significado de la Cuaresma,  se aprestan  a recorrer los barrios y calles de sus respectivas parroquias, a llevar casa por casa, si es posible, el  mensaje cristiano  y del   origen de la Cuaresma.

Nuestra Iglesia, ha tomado la Cuaresma en memoria de los cuarenta días de verdadera penitencia que Nuestro Jesucristo, que al cumplir sus treinta años de inmaculada existencia, antes de comenzar su vida pública pasó cuarenta días en penitencia en el desierto; y que a excepción de las tentaciones de Luzbel, unido a su Padre Amantísimo, se enfrentó a su vida pública; y  para redimirnos, se ofreció  a ser crucificado; y  venciendo a la muerte, al tercer día, con gloria resucitó.

Por lo que así para avivar los sentimientos y restaurar la verdadera fe cristiana y que perdure toda la vida, es que se da inicio al tiempo de Cuaresma el bien conocido miércoles de ceniza, , sumando los cuarenta días el Sábado de Gloria.  Yo creo que en buena parte, ya que yo, por ciertas circunstancias no puedo colaborar con los fieles voluntarios en su digna y santificada misión, pero yo por gracia de trato de hacerlo a mi manera.   ,

Pero, aunque el mundo secular no va en consonancia con detalles de esta índole, por la falta de DIOS en los ambientes, como decía San Juan PABLO II, es obligación de todos los que nos auto llamamos cristianos y tratamos de vivir como tales, es obligatorio compartir todo  lo que EL SEÑOR con su misericordia infinita nos da; y de manera especial la fe en DIOS, porque el que por diferentes razones la ha perdido y se ha apartado de EL, todo  lo ha perdido y caído en garras de Satán.

DIOS en todas partes está. ÉL a todos nos reconoce como sus hijos por tal razón nos ha dado el privilegio de hacernos a su imagen y semejanza y si también le reconocemos como nuestro Padre amantísimo que es, en la vida y en el más allá, nada nos faltaría, porque quien  a DIOS tiene nada le falta.  Así hermanos, todos los que han sido bautizados; y que también por los Sacramentos recibidos, acercándose, es tiempo  propicio; y así con la fe viva, ir a la verdadera reconciliación

Aprovechemos esta CUARESMA y cumplamos sus mandatos como DIOS manda. Para cuando cumplamos el plazo fijo, que a cada uno de nosotros en su determinado tiempo nos da, sea prolongado en el Reino, como hijos fieles de nuestro amantísimo Padre y SEÑOR NUESTRO.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus