Ian Coronel
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

No soy de las personas que ven las cosas de manera negativa, al contrario, soy muy positivo pero al mismo tiempo extremadamente realista y es por ello que este artículo lleva este nombre.

Constantemente escuchamos la importancia que tiene para el turismo las mipymes y su papel en la sostenibilidad y mejoramiento de la calidad turística de nuestro país, pero lo que poco vemos son las soluciones o el interés real de mejorar los desafíos que para estas empresas representa el turismo moderno.

Necesitamos una propuesta financiera para el sector turismo, que entienda de manera integral a este sector, que se generen productos financieros de desarrollo, que permitan realmente a los empresarios hacer los cambios y mejoras sin miedo a perder sus negocios y su sustento.

El sistema financiero nacional no conoce de turismo, el Banco Central de Nicaragua (BCN) debería liderar la transformación de este sector con nuevas propuestas de créditos ajustados a la demanda de los empresarios y del sector. Propuestas tan simples pero tan importantes como la diferencia de cuotas por estacionalidad, es algo que no se ha podido implementar por el Sistema Financiero Nacional.

Nuestros mercados prioritarios son Estados Unidos y nuestros vecinos Costa Rica y El Salvador. En el caso de Costa Rica recibe 2,295,000 turistas,  tiene ingreso por el orden de US$3,000 millones de dólares y 13 días con US$1,400 dólares de estadía y gasto promedio, sus principales mercados son Estados Unidos con 1,232,000 turistas, Europa 400,000 turistas, costarricenses que viajan fuera de su país: 1,136,000.

Mientras que El Salvador recibe 2,051,000 turistas, generó US$1,183.43 millones de dólares en ingresos, con una estadía de 6.2 días y un gasto promedio de US$118 y más de un 1,000,000 de salvadoreños salen al exterior. 

Uno de los mayores emisores mundiales de turismo son los Estados Unidos, país que está a 3 horas de Managua y donde más de 3,000,000 de estadounidenses llegan a Nicaragua y a nuestros países vecinos, especialmente a Costa Rica.

Hay que abrir oficinas de inversión, promoción y mercadeo en Costa Rica y El Salvador, ya nuestros vecinos hicieron la tarea más difícil que es llevar  los turistas a sus países, lo anterior nos facilita para hacer campañas de promoción menos costosas, para atraer a estos turistas a nuestro país.

Es importante que implementemos un programa nacional dirigido a la mejora de la calidad y sostenibilidad de nuestras empresas turísticas, debemos apoyar al 70% de nuestros prestadores de servicios turísticos que están sin categoría turística o tienen una sola estrella, lo que les dificulta su capacidad de mejorar y presiona al 30% que sí cuenta con una categoría turística para atender a turistas nacionales e internacionales.

Es un buen momento para que reconozcamos que la viabilidad y sostenibilidad del turismo pasa por fortalecer a la mipyme y desarrollar e integrar a las comunidades dentro de la oferta de productos turísticos, si no resolvemos estas necesidades, muy difícilmente el turismo podrá pasar de una actividad en muchos casos de sobrevivencia a un generador de riquezas para estos empresarios y para las comunidades de nuestro país.

Estoy convencido de la buena voluntad que existe por parte de la presidencia de la república hacia el turismo, pero una vez que pasa el visto bueno, nos cuesta concretar e implementar estas actividades. Dentro de este nuevo sistema de acercamiento entre el estado y la empresa privada de diálogo, alianza y consenso necesitamos profundizar este modelo a un paso superior.

Sería extraordinario que en esta etapa, de este nuevo periodo presidencial, lográramos la confianza necesaria para poder tener a un codirector del Intur de la empresa privada, para programas especiales, adicional a la actual codirectora Anasha Campbell, quien ha hecho un extraordinario esfuerzo. Los méritos serían para el estado por consolidar aún más esta nueva forma de entendimiento que sirve para garantizar un desarrollo nacional permanente y sostenible.

El Centro Empresarial Pellas siempre ha contribuido a este entendimiento y seguiremos como aliados de este proceso de desarrollo para los empresarios, las comunidades y en pro de Nicaragua.


* Director ejecutivo, Fundación Centro Empresarial Pellas