Jorge Eduardo Arellano
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

De 304 páginas y 30 ilustraciones consta el tomo 80 de la Revista de la Academia de Geografía e Historia de Nicaragua (RAGHN), correspondiente a mayo de 2017. Se trata de todo un nuevo aporte de la más antigua publicación periódica del país al conocimiento de ambas disciplinas. En primer lugar, conmemora dos aniversarios. Uno: los cien años de la llegada a la antigua Mosquitia del etnólogo luxemburgués Eduard Conzemius (1892-1931), autor de un pionero estudio sobre los misquitos y sumus de Honduras y Nicaragua. Y el otro: los cincuenta del descubrimiento arqueológico de las Ruinas de León Viejo. De ahí que en su portada interna este número reproduzca el dibujo de Gonzalo Fernández de Oviedo y Valdés, elaborado en 1528, de la ciudad colonial; y en la contracubierta una fotografía del monumento de Federico Matus a la resistencia indígena (2008).

En la sección “Páginas del Presidente de la AGHN”, Jaime Incer Barquero traza una semblanza biográfica de Conzemius y valora su obra que ha traducido y publicado en 1984 y 2004. Por su parte, Alba Obando Solano destaca el papel de las mujeres españolas en la sociedad de León de Nagrando (1532-1550), texto que inicia la sección “Ensayos e investigaciones”. “Ellas ejercieron actividades importantes en la sociedad de la época” ––concluye la autora.

Tres colaboraciones más integran la misma sección: “Leoneses representativos del siglo XIX”, de Jorge Eduardo Arellano, donde este traza semblanzas de los intelectuales Francisco Ayerdi, Miguel Larreynaga, Gregorio Juárez, Buenaventura Selva, Bruno Hermógenes Buitrago y Luis H. Debayle; el “Plan de Arbitrios para la Villa de Managua” del 13 de junio de 1845, documento descubierto  y comentado por Róger Norori Gutiérrez; y el estudio “Reformas liberales y protestantismo / Nicaragua siglo XIX”, de Ligia Madrigal Mendieta.

Otras tres colaboraciones contiene la sección “Textos rescatados”. El primer editorial de Nicaragua, que data del 1ro. de marzo de 1884, de Rigoberto Cabezas (1860-1896), es uno de ellos. Una nota acerca de los centros educativos de la ciudad de Granada, suscrita por Enrique Guzmán (1843-1911), corresponde el segundo; y el tercero a otra semblanza biográfica: la de la profesora Francisca Berta Rivas (1868-1914), escrita por Manuel Pasos Arana (1859-1947), quien tuvo entre sus méritos haber sido miembro de nuestra Academia.

Una sección más se estrena: “Dossier sobre el Cine en Nicaragua”. A María Dolores G. Torres, Michèle Najlis, Franklin Caldera, Ariel Montoya, Jorge Eduardo Arellano y a los responsables de INCINE —en los años 80— se les debe la elaboración de sus seis textos, en los cuales se ofrece un variado panorama histórico de la cinematografía del país. Estos son sus respectivos títulos: “Reseña de la cinematografía nicaragüense”, “Queimada de Pontecorvo”, “La otra historia” (una exégesis de la obra de Karly Gaitán Morales), “Ramiro Argüello: una vida para el cine”, “Horacio Peña y El Ojo de la Cámara” y “Filmografía de Nicaragua en los años ochenta” (50 noticieros, 16 documentales y 7 cintas de ficción). 

La sección “Geografía” no podía estar ausente en este número significativo. Esta vez se publican dos trabajos inéditos: “Algunos aspectos ambientales del hábitat en Managua”, de José Antonio Milán Pérez (1955), miembro honorario de nuestra Academia; y el diario “Bajo el sol naciente / Peregrinaje por Japón” (octubre, 2002), del suscrito. La siguiente son sus acápites: “Sorpresas nicaragüenses en el Archivo de la Cancillería japonesa”, “Setouchi Jacucho: escritora japonesa y sacerdotisa budista”, “La celebración del Reidaisi en Tentaiji”, “En Hiroshima, mi amor, con Mineko Hatori”, “El Japón visto por Rubén y Gómez Carrillo”, “En Kioto, Nara y Osaka”, “Las artes escénicas tradicionales” y “Miyajima: isla de ensueño”. 

Por su lado, la sección sexta, “Plumas invitadas”, difunde otros dos trabajos inéditos. Aludo al análisis de la significación del referido intelectual nicaragüense Enrique Guzmán (1843-1911), enviado especialmente desde San Diego, California, por su autora Julia Medina, experta en estudios culturales; y al resumen de la carrera diplomática de Mario H. Castellón, quien colabora por segunda vez en nuestra Revista.

Como de costumbre, las secciones séptima y octava, “Reseñas y notas” más “Actividades”, se dedican a comentarios de libros y a difundir nuestro quehacer institucional. Vale la pena enumerar los autores de esas obras: Jaime Incer Barquero, Germán Romero Vargas, Aldo Díaz Lacayo, Raúl Barahona Portocarerro, Porfirio García Romano, Antonio Acosta, Manuel Gutiérrez Hurtado y los autores de la Memoria de un Congreso sobre la identidad cultural del Norte de Nicaragua.