Jose Esteban Solís Romero
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dentro de poco el embajador de la República de China (Taiwán) en Nicaragua, Rolando Jer- Ming Chuang, deja ese cargo no sin antes haber desarrollado una destacada, efectiva y activa labor que sin lugar a dudas ha robustecido el puente de amistad entre ambas naciones que tiene  variados matices en la cooperación, fundamentalmente desde aquella  nación asiática, el intercambio comercial y el fortalecimiento de las asistencias en campos disímiles como el impulso a programas destinados a mujeres líderes con apoyo del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), pasando por aspectos delicados del arte culinario taiwanés, hasta contribuciones al Ejército de Nicaragua para cursos de seguridad y defensa nacional o empuje al Tratado de Libre Comercio (TLC) entre los dos países.

Jer- Ming Chuang recorrió el país para entregar donaciones, para acompañar la inauguración de un Centro de Desarrollo Infantil o la reconstrucción de un Centro de Protección Infantil en Managua, Masaya, Estelí o Matagalpa, por señalar alguno
s con dinero de los contribuyentes taiwaneses.

Vimos personalmente o a través de los medios de comunicación una constante e intensa labor de este funcionario  que combina las profesión periodística con la diplomacia. Es así que le escuchamos referirse al aprovechamiento adecuado de los recursos hídricos y el cuido de la madre tierra durante diferentes eventos relacionados con este tema, ofreciendo cifras sobre el intercambio comercial entre los dos países y cómo estas han crecido en los últimos años desde el Tratado de Libre Comercio que firmaron ambas naciones.

No por casualidad Taiwán es el principal destino de los productos nicaragüenses en Asia y que encabeza un grupo de destinatarios entre ellos Hong Kong, Japón, China Popular, Corea del Sur, Emiratos Árabes Unidos, Tailandia y Vietnam. Por ejemplo, en el primer semestre del año pasado Nicaragua exportó hacia la Isla de Formosa más de 23 millones de dólares mientras que en ese mismo período las exportaciones nicas hacia el conglomerado de esos países mencionados alcanzaron los 55 millones de dólares.

Con mucho acierto y buen tino dijo en el marco de la firma de un acuerdo de Servicio Aéreo Civil que “Taiwán es un puente para llegar al continente asiático, al igual que Nicaragua, estamos en el punto central del Continente, donde se puede ir a Japón, no existe otro país con una posición estratégica así en el servicio aéreo civil, esta nueva etapa nos abre nuevos horizontes que nos permiten soñar, que podemos buscar nuevas conexiones y ventajas para ambas partes”.

 Apuntaba entonces que Nicaragua y Taiwán se sumaban a los esfuerzos para impulsar el intercambio comercial con el resto de Asia. Por eso dijo que en un corto o mediano plazo se podría materializar un proyecto que conecte vuelos directos entre Managua y Taipéi. No debo pasar por alto que Jer-Ming Chuang no ha estado solo en esta significativa jornada, tiene el apoyo de un equipo altamente competitivo y profesional, Jaime Chuang, David Tao, Eva Wei, Fidel Tsao, Irma Chen, entre otros no menos importantes colaboradores y es así que los hemos visto in
distintamente entregando donaciones para la adquisición de medicamentos o mejoras en infraestructura para el Ministerio de Salud, otorgando becas a estudiantes de universidades públicas y privadas e igualmente a estudiantes de secundaria. También hay que decir con mucha objetividad que los antecesores del embajador Jer-Ming desempeñaron su papel con habilidad y responsabilidad profesional.

Según se ha informado la República de China (Taiwán) financia en nuestro país alrededor de una treintena de proyectos en las áreas de la producción de alimentos, cultivos de frutales, cría de cerdos de calidad superior por un valor que oscila entre los 30 y 50 millones de dólares.

Esta cifra a continuación, más que números fríos tienen un alto valor social y solidario: en los últimos nueve años la Isla ha aportado más de 7 millones y medio de dólares a la rehabilitación, construcción y reconstrucción de Centros de Desarrollo Infantil (CDI) y preescolares con el fin de fortalecer el desarrollo y formación educativa desde la infancia. Saludes embajador Rolando Jer-Ming Chuang y sea siempre bienvenido junto a su familia.