Augusto Zamora R.*
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La fiebre de encuestas sobre cualquier cosa es fuente inagotable de sorpresas. Un 23% de estadounidenses no saben de qué país se independizó EE. UU. El 77% sí lo sabe, ojo.

A nadie debe sorprender tal resultado. Pocas cosas hay en el mundo más alteradas como la historia. Además, la historia tiene tan pocos adeptos que hacer encuestas sobre ella  deja resultados catastróficos.

Es creencia general en México que debe su independencia a Hidalgo y Morelos, pero no. Ambos fueron derrotados y muertos en 1811. La independencia mexicana la declaró Agustín de Iturbide, responsable de la derrota y muerte de Hidalgo y Morelos.

Como en México muchos consideran herejía entronizar a Iturbide, optan por omitir su papel, pues ¿cómo juntar en el altar patrio a ejecutados y ejecutor?

En Centroamérica no hubo movimientos independentistas reales. Para rellenar el hueco, se inflaron dos asonadas y así negar lo evidente: aquí no habían independentistas.

Después de décadas de bombardeo ideológico anticomunista, la gente, en estos pagos, cree que la II Guerra Mundial la ganó EE. UU. pero no. La ganó la Unión Soviética.

También es idea general que EE. UU. venció a Japón, pero tampoco. EE. UU. luchó contra el 40% del ejército japonés, porque el resto estaba, casi todo, combatiendo en China.

La historia fácilmente se hace mito. Decir que Hernán Cortés con 600 españoles derrotó al Imperio Azteca da ejemplo. 30,000 tlaxcaltecas dieron macana a los aztecas. 

Historias privadas de historia. Mejor sonreír.

az.sinveniracuento@gmail.com

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus