Juan Manuel Sánchez Ramírez
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los empresarios del transporte colectivo deben ir pensando que al 2020, es decir, a menos de dos años y medio, Managua tendrá un millón 600 mil capitalinos, por lo tanto, las actuales unidades de buses serán insuficientes para atender esta necesidad tan vital de la ciudad. 

Durante entrevistas que realicé a doce dueños de unidades de taxis y buses de Managua, diez de ellos manifestaron que ya no es un negocio rentable brindar el servicio de transporte en la ciudad capital, y aseguran que solo ganan para llevar el sustento a sus familias y pagar algunas deudas.

Entonces, si no es rentable ¿Por qué siguen operando este tipo de servicio? La totalidad de los entrevistados respondió que es el único medio que tienen de sobrevivencia y que no sabrían hacer otro tipo de trabajo, sin embargo, solo dos de los consultados manejan sus propias unidades, mientras el resto subcontrata, a un chofer de bus.

Para tratar de entender un poco mejor cómo opera el negocio del transporte urbano en Managua, hay que estar claro entonces que ningún conductor de los 835 buses que circula en Managua es dueño de la unidad que maneja. Contratan a choferes que ganan al destajo, es decir, vuelta completada, vuelta pagada. Se entiende por vuelta al ciclo que se completa cuando un bus regresa a la terminal de donde salió.

Durante una jornada, un chofer realiza de cuatro a cinco vueltas, laborando desde las 5:00 de la mañana hasta las 5:00 o 6:00 de la tarde, con solo breves pausas de 20 minutos de descanso en cada terminal.

La mentalidad de estos empresarios prioriza muy poco el enfoque de servicio, y solo busca maximizar ganancias, bajo una relación laboral informal, donde el dueño de bus se desentiende hasta de las multas que la Policía de Tránsito aplica a los choferes que les manejan sus buses. 

Es decir, este sector opera bajo un enfoque de venta, donde lo que importa son los números de vueltas y la cantidad de pasajeros que movilizan.

¿Qué pasaría si el negocio no lo vieran solo como el gasto en llantas y combustibles, sino como una solución a la necesidad de movilización del nicaragüense? ¿Cómo podrían volver más rentable el negocio de transporte colectivo?

Primero, los empresarios deberían darle mayor importancia al capital humano a través de: a) aplicar mejores esquemas de remuneración, b) crear un ambiente de trabajo más agradable, c) desarrollar la autoestima y el talento de su personal, así como de valores tales como: respeto, honestidad, ética y compromiso; y d) desarrollar mecanismos de comunicación interna y externa de sus empresas.

Con medidas como estas, un conductor de bus que actualmente se gana unos 60 córdobas por vuelta, es decir, entre 240 y 300 córdobas por día, más un viático de 100 córdobas para alimentación de todo el día, se sentiría más feliz en su trabajo, y brindaría un mejor servicio.

Segundo, escuchar más al mercado y sus necesidades, para convertirse en la mejor solución. La formación profesional será clave para reducir el número de quejas presentadas por los clientes. Y si a esto, le sumamos, que la empresa ejecute su plan interno para la gestión de la seguridad vial y un plan de mantenimiento preventivo y correctivo, será mucho más fácil asegurar la calidad del servicio, en términos de movilidad, seguridad, comodidad y accesibilidad al usuario. 

Tercero, que el propietario del bus reconozca que la formalización de su negocio, en especial, la gestión financiera y contable, le resultará en una óptima utilización de sus recursos, y en un incremento de la eficiencia y la productividad; así como, en una mejor toma de decisiones para incrementar nuevas rutas o diversificar la oferta de servicios.  Es decir, los transportistas deben visualizarse y mentalizarse como verdaderos empresarios.

Todo cambio empieza por uno mismo. Y mientras se alcanza una solución integral al reto que hoy en día significa el sistema de transporte urbano colectivo y selectivo de Managua, cada empresario del transporte puede cambiar, tomar medidas para mejorar su negocio y volverlo rentable, sabiendo que, si él cambia, Managua cambia, cambiará Nicaragua. 

* Abogado, especialista en Políticas Públicas para el Desarrollo. Blog: www.juansanchezmga.wordpress.com, Facebook @juanmanuelmga

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus