Pedro David González Pérez
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El deporte rey en nuestro país es el beisbol —aunque parece navega con bote sin remos — , lo cierto es que el futbol está ganando adeptos,  ya son muchos años que este último deporte cosecha más confianza en la población ¿Por qué? No sé, mejor pregúntenle a los madridistas y barcelonistas. En el ámbito de la política, algo similar les  está pasando a los partidos  políticos de oposición. Como que ya pasaron a otro plano, ya no ganan ni un juego, nadie puede predecir una eliminación de estos. 

Al respecto, vale comentar que los partidos de oposición en sus “intrincadas indecisiones”, sobre las elecciones municipales en  un país dividido en posiciones frontales por la Nica Act, tienen una espina para el Gobierno y  para algunos críticos, esto es bueno para supuestamente democratizar el sistema de Gobierno, también es una analogía, el deporte y la política cuando se desbordan ocasionan revueltas. 

Algunos  extremistas fueron a cabildear a Washington para acelerar este proyecto que sanciona al país, dado que Estados Unidos tiene influencia para oponerse a cualquier tipo de préstamo para el beneficio del pueblo de Nicaragua por medio de instituciones financieras controladas en su mayoría por esa potencia. Por otro lado, un grupo de disidentes del  FSLN del denominado Frente Amplio por la Democracia insiste en que “el fraude está construido y que es impensable una votación limpia y transparente” ¿que nos quieren decir?, además, la nota llevada a los congresistas republicanos y demócratas esgrime “falta de transparencia en las elecciones”, ¿Que nos quiere decir?, será un nuevo llamado a la abstención.

Mientras sus exsocios de Ciudadanos por la Libertad (CXL) están cómodos en sus butacas a menos de tres meses de estas elecciones municipales  y el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) esperando este 5 de noviembre la inauguración como en el beisbol. Es decir, quien peque de jonrón con las bases para dar más carreras, será el ganador.

Hace algunos días salió una encuesta donde  el Frente Sandinista lleva la delantera, puntea por el 56 por ciento de simpatía mientras  la oposición apenas el cinco por ciento,  no sé si habrá alguien que piensa lo mismo que yo, de  ese porcentaje que según la  encuestadora M&R  tiene el  sandinismo,  pues  ténganlo por seguro de los precandidatos rojinegros que aspiran a la silla edilicia por Managua, sea cuál sea, Enrique Armas, Reyna Rueda o la actual alcaldesa  Daysi  Torres, ganarían porque el voto duro  sandinista es firme. sin embargo, las partículas que hay de la oposición argumenta que no es creíble este sondeo de  opinión.

Insisto, el país cada día más polarizado  entre el oficialismo y la debilitada oposición, la misma nueva correlación de fuerza opositora que pide sanción económica para  nuestro país,  igual lo hicieron  en los años 80 la cúpula de aquella época de la contra que  cabildeaban a favor que Estados Unidos  bloqueara económicamente a nuestro país y por su fuera poco  pedir una intervención armada; paradójicamente esos dirigentes que  en la Guerra Fría de hace  más de  tres décadas hoy gozan de grandes beneficios  e influencia  en las estructuras gubernamentales, —lo hecho,  hecho está, pero los primeros que mencioné, los disidentes deberían ser más sensatos, que no se repita la misma historia, pedir que se revierta la decisión del congreso de EE. UU. sobre  la Nica Act, antes que llegue al Despacho Presidencial para  ver si hay  una opción viable ante esta situación de lo contrario nos estaríamos hundiendo.

*Periodista

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus