Brenda Tapia
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En Nicaragua, la diabetes ocupa el segundo lugar entre las enfermedades crónicas atendidas en los servicios públicos de salud, con una tasa de 133 por cada 10,000 habitantes, de acuerdo con el censo de Enfermedades Crónicas y del Sistema de Atención Ambulatoria del Ministerio de Salud (Minsa) del 2016. 

La Federación Internacional de la Diabetes (IDF, por sus siglas en inglés), en la edición del “Atlas de la diabetes” de 2015, estima una tasa de prevalencia para Nicaragua de 9.2.  La Organización Mundial de Salud (OMS) reporta que en el 2014 había 62 millones de personas con diabetes en las Américas, estimándose para el 2040,  109 millones. 

El incremento de la diabetes y sus complicaciones está relacionado directamente con los estilos de vida, una alimentación no saludable, el exagerado consumo de bebidas azucaradas incrementa el sobrepeso y la obesidad, sumado a la poca actividad física, elevan el riesgo de desarrollar diabetes y  si agregamos el hábito de fumar el riesgo de complicaciones sube. Otros factores que no son modificables son la edad, la herencia, los nativos americanos, por ejemplo, tenemos mayor riesgo de desarrollar diabetes.

En algunos sectores de la población hay un boom para hacer ejercicios, aunque en general la ciudadanía prefiere el autobús y la caponera en lugar de caminar, aun cuando las condiciones de espacio y seguridad lo permitan. Y con el advenimiento de la nueva tecnología, el tiempo que se dedica al uso de dispositivos electrónicos y a mirar televisión es hoy mayor al de hace unos 10 años. 

La diabetes es una enfermedad de la que si no se lleva un buen control,  puede afectar diferentes órganos del cuerpo, por lo tanto, podría llegar a limitar la capacidad de funcionamiento frente al medio en que viven  las personas que la padecen, hasta el punto de provocarles una discapacidad. Por ejemplo, una persona con neuropatía y afectación para caminar no va a poder realizar las mismas actividades, como salir de casa, ir de compras, visitar la iglesia, etc. Y de esta manera va a ir desarrollando una discapacidad que le impedirá su libre movilidad. 

El informe mundial de la discapacidad, publicado en el 2011 por la OMS,  reporta un aumento del porcentaje de discapacidad a nivel mundial; pasó de un 10% que se estimaba en la década de los 70 a un 15% en el 2010, una de las principales  causas es el  incremento  de los problemas crónicos de salud, como la diabetes, las enfermedades  cardiovasculares  y las mentales. El mismo informe reporta que las enfermedades crónicas representan el 65% de todos  los años vividos con discapacidad en los países de ingresos bajos y medianos.  

La discapacidad a causa de la diabetes es debida a las complicaciones de esta enfermedad. Los altos niveles de azúcar en la sangre dañan los vasos sanguíneos  y  nervios de los diferentes órganos del cuerpo, produciéndose complicaciones, las que pueden llevar a diferentes discapacidades, como amputaciones, ceguera, afectaciones de órganos como el riñón y corazón,  daños cerebrales por derrames. La diabetes además de la discapacidad puede llevar a una muerte prematura. En Nicaragua la diabetes es la segunda causa de muerte (registros del Ministerio de Salud). La Federación Internacional de la Diabetes estima que cada 6 segundos muere una persona por diabetes.

Lo importante es la prevención, la diabetes y sus complicaciones pueden ser prevenibles o retrasar su desarrollo. Identificar si  se tiene riesgos de diabetes, modificar los estilos de vida, cuidar de la alimentación, disminuir o eliminar el consumo de bebidas azucaradas, evitar pasar mucho tiempo sentado, realizar más actividad física. Las personas con diabetes deben  conocer mejor que nadie sobre su enfermedad, establecer una alianza con su médico, tomar sus medicamentos según las orientaciones y por supuesto hacer un cambio en su estilo de vida, principalmente en la alimentación y actividad física.

Yo ahora me pregunto si usted,  ¿conoce su riesgo para tener diabetes y si ya se midió el azúcar en sangre?

Directora ejecutiva de Visión Inclusiva.