Gustavo-Adolfo Vargas*
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Independencia de la República Federativa de Brasil, abarca una serie de eventos políticos ocurridos entre 1821 y 1824, en su mayoría acontecieron con Portugal. La fecha conmemorativa es el 7 de septiembre de 1822, cuando en los márgenes del río Ipiranga, en Sao Paulo, don Pedro proclama el “grito de independencia”.

Tiene una superficie aproximada de más de 8.5 millones de km, es el quinto país más grande del mundo en área total (equivalente a 47% del territorio sudamericano). Delimitado por el Océano Atlántico al este, tiene una línea costera de 7,491 km.

Limita al norte con la Guayana Francesa, Surinam, Guyana y Venezuela; al noroeste con Colombia; al oeste con Perú y Bolivia; al sureste con Paraguay y Argentina, y al sur con Uruguay; tiene frontera con todos los países de América del Sur, excepto Ecuador y Chile.

Está comprendido entre los trópicos terrestres, por lo que las estaciones climáticas no se sienten de una manera drástica en gran parte del mismo. La selva amazónica cubre 3.6 millones de km. del territorio. Por su vegetación y clima, es uno de los países con más especies de animales en el mundo.   

Tras el Tratado de Tordesillas, el país pasó de ser el centro del reino de Portugal a un imperio, convirtiéndose finalmente en una República. Su primera capital fue  Salvador de Bahía, luego fue sustituida por Río de Janeiro hasta construir una nueva capital, Brasilia.

En 1998 se formuló su Constitución actual, definiendo a Brasil como una República federativa presidencialista;  formada por la unión del Distrito Federal, sus 26 estados y 5, 565 municipios. Es el quinto país más poblado del mundo, con más de 202 millones de habitantes, pese a ello su índice de densidad poblacional es bajo. Porque la mayoría de la población se concentra a lo largo del litoral, entre tanto el interior del territorio se ve marcado por enormes vacíos demográficos.

El portugués es el idioma oficial y el más hablado, resultando ser el mayor país lusófono del mundo. La religión que más predomina es el catolicismo, obviamente es el país con mayor número de católicos del mundo. Su sociedad es considerada multiétnica, ya que está formada por africanos, asiáticos, indígenas y descendientes de europeos. 

Brasil tiene la mayor economía de América Latina y el hemisferio sur, es la sexta mayor del mundo por el PIB nominal, y la séptima mayor por paridad del poder adquisitivo (PPC).

Es miembro fundador de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), del G20, la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP), Unión Latina, Organización de los Estados Americanos (OEA), Organización de los Estados Iberoamericanos (OEI), Mercado Común del Sur (Mercosur), la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) y es uno de los países BRIC.

Por su importante ubicación, Brasil es considerado como pivote geopolítico del continente americano, por sus diez fronteras. Ocupa el tercer lugar entre los países con más vecinos, con excepción de China que tiene 16 y Rusia 14.

Los pivotes geopolíticos, son los Estados cuya importancia se deriva de su situación geográfica; estos están determinados por su geografía, siendo condicionados en lo interior como en el exterior.

Tiene cinco regiones con características geoclimáticas muy distintas. Su sistema fluvial es uno de los más extensos de la tierra. Posee el río más caudaloso del mundo, el Amazonas, que tiene la cuenca hidrográfica más grande del planeta; produce aproximadamente el 40% del oxígeno. La biodiversidad es tan rica y heterogénea que en una milla cuadrada de selva, hay más especies animales y vegetales que en todo el territorio de los Estados Unidos.  

La geografía política sigue siendo un aspecto muy importante en los asuntos internacionales. Se afirma que los imperativos territoriales son el principal impulso de los comportamientos de los Estados-naciones.

Los Estados Unidos de América, son un jugador geoestratégico que ejerce poder e influencia más allá de sus fronteras, alterando las cuestiones geopolíticas de los Estados. Es por tal razón su política exterior se ocupa de crear un equilibrio continental a su favor.

Controlar Brasil es de vital importancia para los intereses geoestratégicos de los Estados Unidos, su propósito es: mantener su liderazgo, su hegemonía militar, y el control económico de América.

* Diplomático, jurista y politólogo.