• |
  • |
  • END

Ernest Karl Fuchs nació en un pueblo de Alemania entre Frankfurt y Stuttgart en 1935.*1
Ernest se graduó en medicina con postgraduado en neurocirugía y vivía en Berlín, donde era considerado uno de los mejores médicos de Alemania en su especialidad, había hecho varias innovaciones en ese campo.

Fue casado en primeras nupcias en Alemania donde tuvo dos hijos, uno pereció en un accidente esquiando en Los Pirineos, España, el otro vino a visitarlo a Nicaragua. En Alemania hizo mucha labor social ayudando a los enfermos de pocos recursos y simpatizó con los movimientos de izquierda, eso contrarió a las autoridades locales, coincidió con desavenencias con su esposa y terminó en divorcio. Un amigo le habló de la lucha guerrillera antisomocista en Nicaragua y se vino a ayudar en el campo médico.

Ernest Fuchs llegó a Nicaragua en 1978 y se ofreció como médico a las tropas guerrilleras. El escritor Sergio Ramírez le contactó con el llamado Frente Sur que estaba bajo el mando de Edén Pastora.

Allí hizo amistad con el comandante guerrillero Richard Lugo, cuyo seudónimo era comandante Sacco. Teniendo que escoger un seudónimo Carlos pensó que si Lugo era Sacco, el debería ser Vanzetti, en recuerdo de Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti, anarquistas de origen italiano acusados de un asalto y crimen cometido en 1920 en los Estados Unidos, después de un largo juicio fueron ejecutados en 1927. Muchos críticos creen que más que por el crimen fueron condenados por política y prejuicio pues ese país vivía en esos años lo que se conoce como el Pánico Rojo de los años veinte
Después de la lucha armada de 1979 que derrocó al régimen de Somoza, Carlos Vanzetti (Carl Fuchs) dedicó su vida a ayudar al prójimo, trajo su propio dinero de Alemania para habilitar varios hospitales y clínicas médicas, se comentaba que no cobraba los servicios que otorgaba a la gente de pocos recursos.

Con el nombre de Carlos Vanzetti tuvo su clínica en el Hospital Bautista, mi esposa Mausi compraba en el exterior y enviaba a Nicaragua instrumentos quirúrgicos delicados con dinero que él mismo conseguía en Alemania, así sostuvo la clínica de neurocirugía del hospital de Managua por mucho tiempo.

Se casó con Vilma Martínez, de Somoto (de padre salvadoreño, admirador de Farabundo Martí, conductor de rastras quien conoció en Somoto a la madre de Vilma).

El gobierno de Arnoldo Alemán quiso desconocerlo como médico porque no podía presentar su título como Carlos Vanzetti, sino solamente como Ernest K. Fuchs, pero tuvo mucho respaldo de la población agradecida y de sus colegas médicos, y al fin le dejaron de requerir ese título
Fuchs y Vilma procrearon dos hijos: Carmen María quien estudió alemán en el colegio alemán de Managua y en Alemania, luego fue a estudiar medicina en Cuba, y Ernesto, que estudió Administración de Empresas en una universidad en Managua.

Carlos Vanzetti trabajaba intensivamente en su profesión en Managua, el Hospital Bautista le facilitó poner su clínica allí, donde hizo muchas operaciones del cerebro sin cobrarle a la gente humilde.

A sus 65 años de edad empezó a dar síntomas de padecimiento cardiacos y cansancio por el exceso de trabajo, pero no quiso atender el consejo de retirarse o disminuir su actividad médica.

Murió de una trombosis coronaria en el año 2002 a la edad de 67 años. En la hora de su muerte estuvo acompañado por su esposa Vilma, y sus hijos Carmen y Ernesto, y el hijo que vino de Alemania.

La ciudadanía que conoció de su labor humanitaria le extraña mucho.


NdA.

*1. Según me cuenta su amigo Toni Keppeler, en esa región todavía se habla un dialecto, diferente que el vecino suabo, Carlos Vanzetti lo hablaba bien.


eddy@selvanegra.com.ni