•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hoy en día el cuidado del capital humano cobra más importancia en las empresas porque el bienestar de los profesionales es una inversión que mejorará la rentabilidad de la empresa.

Recientemente, Mercer, una firma líder global en consultorías para la salud, el bienestar y el empleo, y una filial propiedad de Marsh & McLennan Companies, emitió su Estudio sobre Tendencias Globales de Talento 2017, por medio del cual señalan cuáles son las prioridades de los principales ejecutivos, responsables de recursos humanos y empleados.

A nivel de Latinoamérica, el estudio señala que el 96% de las empresas impondrán un cambio en su diseño organizacional en los próximos dos años, en busca de eficiencia, agilidad y relación de confianza con los clientes. Para mantenerse a la vanguardia, las empresas están transformando estructuras y perfiles con el de garantizar que la agenda del capital humano no se pierda en medio del impulso por el cambio.

También señala que un 91% de las empresas realizaron en 2016 algún cambio en sus modelos de gestión del desempeño, buscando cómo los empleados de mejor desempeño sean recompensados por sus contribuciones. Las empresas deben entender que no se trata solo de resultados financieros o métricas de actividad. El 97% de los empleados quieren ser reconocidos y recompensados por la amplia gama de contribuciones que hacen todos los días.

Las personas esperan que la empresa “haga que el trabajo funcione” para sus circunstancias individuales. En este sentido el estudio indica que las empresas comienzan a responder adoptando un enfoque que considera a la persona en forma integral. Un 68% de los empleados desean que se preste mayor atención a su salud y bienestar, así como desean mayores opciones de trabajo flexible.

El estudio también indica que un 56% de las empresas realizan informes descriptivos básicos o análisis de tendencias históricas de los recursos humanos, lo que indica que las empresas están avanzando lentamente en el uso de análisis de la información para la toma de decisiones sobre los recursos humanos, y generar mayor empoderamiento o sentido de pertenencia de los empleados. ¿qué pueden hacer las empresas para garantizar que todos se sientan empoderados para contribuir y crecer bajo un enfoque ganar-ganar?

Mercer proporciona tres consejos prácticos para que las empresas puedan avanzar hacia el futuro con un crecimiento sostenible:

1)  Atraer y retener el talento del futuro. Eso quiere decir que las empresas deben de asumir el enfoque de gestión centrado en las personas, diseñar planes de carrera y desarrollo de su talento humano interesantes, y apostar por el talento no tradicional.

2)   Prepararse para un futuro incierto. Las empresas deben comenzar a cuantificar las brechas de habilidades o competencias que existirán en el futuro, desarrollar una cultura de innovación, simplificar la toma de decisiones, incrementar el acceso a conocimientos e implementar esquemas de mejora continua y aprendizaje permanente.

3 Cultiva una fuerza laboral próspera. Cada empresa debe comenzar a diferenciarse como un lugar de trabajo saludable, resolver los “cuellos de botellas” relaciones con las habilidades o competencias, promover una cultura organizacional basada en la contribución, y crear un sentido de pertenencia. Como complemento de estas estrategias, la firma consultora Strategic Talent en su estudio “Retos 2025: La visión de los CEO de Latinoamérica”, identifica estas otras dos tendencias en el talento humano:

4) La persona adecuada en el lugar correcto. Identificar a las personas de acuerdo con sus competencias para ubicarlas en los roles adecuados, y capacitarlos para que puedan convertir su talento en desempeño contributivo.

5) La humildad: el valor que facilita el crecimiento. Estar consciente de que lo que se sabe hoy no va a servir para siempre, por eso hay que aprender a aprender, por eso es básica la humildad.

Estas tendencias justifican claramente un lugar central para el capital humano en una Agenda para la Transformación Productiva, sobre la base de profundas reformas en la educación y la formación profesional. Una mayor motivación para prestar más atención a este tema es el desafío inminente del envejecimiento de la población. Nicaragua debe ya de comenzar a implementar políticas que promuevan la productividad laboral, a través del desarrollo del capital humano, simplemente porque cada día, el costo de oportunidad de no hacerlo está aumentando.

* Abogado, Especialista en Políticas

Públicas para el Desarrollo.

Blog: www.juansanchezmga.wordpress.com, Facebook @juanmanuelmga