Gustavo-Adolfo Vargas *
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El líder conservador austriaco, Sebastián Kurz, anunció que invitará a la ultraderecha a conversar y formar una coalición de Gobierno. Kurz ganó las elecciones legislativas el 15 de octubre con el 31.5% de los votos, durante la campaña expresó su rechazo a reeditar la gran coalición con los socialdemócratas, quienes obtuvieron el segundo lugar (26.9%). Detrás quedaron los ultranacionalistas de Heinz-Christian Strache, con el 26%.

 El aún ministro de Exteriores de Austria abrió la puerta al regreso del FPO al Gobierno, en el que participó también con los democristianos (OVP) entre 2000 y 2006; experiencia que fue rechazada dentro de la república alpina y la Unión Europea, cuyos miembros adoptaron durante un tiempo sanciones diplomáticas contra Austria.  

Tras la victoria del OVP, el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, manifestó su deseo que el próximo Gobierno austriaco sea pro-europeo, mismas palabras que ha citado en reiteradas ocasiones Kurz, al anunciar el inicio de las negociaciones, destacando que: “El Gobierno debe tener una clara posición proeuropea” y ser un socio activo en la reforma de la Unión.  

La ultraderecha, que había sugerido un posible referéndum de salida de Austria de la Unión Europea tras la votación del brexit, actualmente se ha mostrado menos euroescéptica. Su línea antieuropea no permitió que ganasen las elecciones a la presidencia de Austria en diciembre pasado, ganadas por el progresista Alexander Van der Bellen, por un estrecho margen.

Kurz manifestó en Viena, “He decidido invitar a Heinz-Christian Strache a negociaciones para la formación de un Gobierno”. Resaltó que ya ha tenido conversaciones preliminares “muy constructivas” con el líder del FPO. Añadió: “Austria necesita que se forme rápidamente un Gobierno estable”.

El dirigente ultranacionalista Strache expresó durante su campaña que ocuparía los ministerios del Interior y Exterior en una eventual coalición; están de acuerdo en los siguientes aspectos: en una línea dura hacia la inmigración, una reforma administrativa y sistema social que permita reducir impuestos.

Oskar Deutsch (líder del principal grupo judío de Austria) advirtió en una carta, que en su opinión, aunque “los lobos nacionalistas se pongan piel de oveja azul” (color de la ultraderecha), eso no cambia su naturaleza y es “solo apariencia”. El FPO, se sitúa como partido antiislámico, queriendo borrar la imagen antisemita.

Las elecciones generales se celebraron en Austria el 15 de octubre (2017). El líder del partido más fuerte o en una coalición, en su caso, se convierte en canciller.

Sebastián Kurz es un político austriaco, ministro de Asuntos Exteriores e Integración desde 2013 y canciller de Austria desde 2017. Es militante del Partido Popular Austriaco (OVP); nació en 1986. En el 2009, lo eligieron como presidente de la sección juvenil del Partido Popular Austríaco. Entre 2010-2011, fue miembro del consejo de la ciudad de Viena.

En el 2011, lo nombraron secretario de Estado de Integración, un nuevo cargo que forma parte del Ministerio de Asuntos Exteriores. En las elecciones generales de 2013 fue elegido miembro del Consejo Nacional (cámara baja).

En diciembre de ese mismo año (2013) se convirtió en ministro de Asuntos Exteriores cuya cartera incluyó por petición propia las competencias de integración social. Al asumir el mencionado cargo se convirtió en el ministro más joven de la historia de Austria y de menor edad de toda la Unión Europea.

En las elecciones austríacas ganó el Partido de la Libertad de Austria, también el conservador Partido Popular Austríaco, adoptando temas de la inmigración, seguridad, fronteras, etc.

Cerca del 58% de los electores votaron por la extrema derecha o la derecha. Los socialdemócratas giraron más hacia el centro. Eso no cambia el hecho, de que todo el mundo gira hacia la derecha. Austria se inclinará hacia el Grupo Visegrado, que fue creado por Polonia, Hungría, República Checa y Eslovaquia, enfrentados a Europa.  

Austria es tomada como el mejor ejemplo para comprender cómo cambió la política nacional de los países europeos. Es histórica la victoria del Partido de la Libertad de Austria (FPO). Es el mejor resultado electoral por una formación de extrema derecha en Austria, desde la Segunda Guerra Mundial, dejando por fuera a los partidos tradicionales, socialista y cristiano demócrata. 

Diplomático, jurista y politólogo.